Los puestos de socorro estarán en el Orzán  y Riazor desde mañana
El equipo de salvamento contará con varias embarcaciones y una ambulancia para posibles incidencias.

A Coruña sigue con nubes y las temperaturas tampoco acompañan a ponerse el bañador y darse un chapuzón, pero las playas de Orzán y Riazor, una vez retiradas las dunas, ya tienen todo listo para garantizar la seguridad de los bañistas.

El Ayuntamiento inicia mañana la temporada estival en los dos arenales, que entre el 1 y el 14 de junio y el 15 al 30 de septiembre estarán controlados por un equipo de 20 vigilantes.

Estos socorristas atenderán cualquier tipo de incidencia que se produzca en estas dos playas, las más grandes de la ciudad, todos los días de la semana de 12.00 a 20.00 horas.

El equipo de salvamento contará con los siguientes medios materiales: dos casetas, una embarcación de apoyo, una moto de agua, un vehículo todoterreno y una ambulancia.

Pero a partir del 15 de junio, y hasta el 15 de septiembre, el servicio de vigilancia se extenderá, además de Riazor y Orzán, a las playas de As Lapas, San Amaro, Oza y Santa Cristina.

Allí trabajarán un grupo de 74 personas, integrado por ocho jefes de equipo, 50 socorristas acuáticos, 10 socorristas sanitarios y seis conductores.

Dispondrán de material de rescate (embarcaciones y aros salvavidas) y sanitario para atender cualquier tipo de percance.

El horario del servicio de vigilancia también será mucho más amplio: de 10.00 a 22.00 horas todos los días en Riazor, Orzán y Matadero, y de 12.00 a 20.00 horas, también de lunes a domingo, en As Lapas, San Amaro, Oza y Santa Cristina.

Nueva máquina de limpieza

Las playas coruñesas no sólo estrenarán este verano nuevos socorristas, que fueron seleccionados el pasado 17 de mayo, sino también una innovadora máquina para limpiar la arena, (además de las dos que funcionaban hasta ahora).

Según explicaron desde la Concejalía de Medio Ambiente, la nueva permite limpiar la arena desde mayor profundidad.