El perfil de los pacientes que acuden a la asociación Proyecto Hombre corresponde «en más del 40% a personas adictas a la cocaína y que llevan consumiendo unos diez años. Así, el 50% de los usuarios está entre los 26 y 35 años, con lo que el inicio del consumo es a los 16», según explicó ayer el director de Proyecto Hombre en Murcia, José Hernández. Además, «un 40% de las personas que acude al centro es por policonsumo de cocaína con heroína o de cocaína con alcohol. El 60% está soltero, casi todos tienen trabajo o posibilidades de trabajo y un 50% tiene estudios primarios».