Jordi Sevilla previene sobre España como "un país low cost" y Alberto Ruiz Gallardón reflexiona sobre "liderazgo social"

Los exministros Jordi Sevilla y Alberto Ruiz Gallardón han participado este martes en el Parador de la Arruzafa de Córdoba en el encuentro 'Diálogos para el Desarrollo', afirmando Sevilla que él no quiere que España sea "un país low cost" porque así no será competitivo, mientras que Gallardón ha defendido la necesidad de reflexionar sobre un "liderazgo social" que asumirá espacios hasta ahora ocupados por el "liderazgo político".
Alberto Ruiz Gallardón y Jordi Sevilla
Alberto Ruiz Gallardón y Jordi Sevilla
EUROPA PRESS

Los exministros Jordi Sevilla y Alberto Ruiz Gallardón han participado este martes en el Parador de la Arruzafa de Córdoba en el encuentro 'Diálogos para el Desarrollo', afirmando Sevilla que él no quiere que España sea "un país low cost" porque así no será competitivo, mientras que Gallardón ha defendido la necesidad de reflexionar sobre un "liderazgo social" que asumirá espacios hasta ahora ocupados por el "liderazgo político".

Así y declaraciones a los periodistas previas a su diálogo con empresarios andaluces sobre su visión del contexto económico actual, las perspectivas de futuro y las reformas necesarias para lograr una economía más competitiva, Jordi Sevilla ha recordado que "venimos de unos cuantos años antes de la crisis en los que los elementos que nos hicieron crecer, sobre todo la construcción y el crédito bancario, no van a estar presentes en los próximos diez años, y tendremos que ingeniárnoslas para recuperar una tasa de crecimiento suficiente como para absorber el altísimo desempleo que tenemos".

Ello requerirá, según ha precisado, "una apuesta continuada por la innovación y, sobre todo, un gran pacto para comprometernos todos a no convertirnos en un país low cost", asegurando Sevilla que él no quiere "que España sea un país barato, sino que sea un país que compita internacionalmente porque haga las cosas mejor que otros, y eso debería de estar en la reflexión y en el debate de quienes hoy están tomando las decisiones o a punto de tomarlas, como en el caso de Andalucía".

En este caso se trata, según ha argumentado, de "apostar por lo que está funcionando, que es la internacionalización" y "pensar que el mundo es el mercado y el lugar en donde uno tiene que aspirar a fabricar", a lo que hay que unir, también por parte de las empresas, una "reorganización de la cadena de valor", en cuanto a "intentar hacer las cosas con una relación calidad-precio muy ajustada", a la vez que se "apuesta por el talento", arriesgando las empresas a "contratar gente joven, con ideas nuevas, diferentes, que planteen cosas que incluso choquen, pues el mundo hoy de quienes se atreven a hacer cosas diferentes".

Por su parte, el exministro Alberto Ruiz Gallardón ha hecho "una reflexión sobre el liderazgo en el siglo XXI", señalando que "en estos momentos en la sociedad española se está cuestionando la validez de las instituciones que nos dimos los españoles en el gran pacto de 1978", y "hay propuestas incluso de reforma de la Constitución", cuando "deberíamos ser conscientes de que el liderazgo es absolutamente necesario en el siglo XXI, pero que el liderazgo social va a ocupar espacios que ahora ocupa el liderazgo político".

En este sentido, ha avanzado que será "el liderazgo social, a nivel de empresas, a nivel de sindicatos y a los niveles donde se produce la realidad que afecta directamente a los ciudadanos", donde habrá que "hacer una reflexión profunda sobre cómo ejercer ese liderazgo", ya que, "igual que en política han quedado obsoletas algunas formas de ejercicio de responsabilidades", eso "también está pasando en la sociedad".

A este respecto, Gallardón ha dicho creer que "es bueno que entre todos pensemos que, si se va a asumir más responsabilidad desde el sector social, frente a los espacios que ahora ocupa la política, pues también tenemos que introducir elementos de regeneración en el sector social y en el sector empresarial".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento