Los trailers son tan antiguos como el cine y una parte importantísima de una película.

Dependiendo de la calidad de los mismos y lo bien que se hagan serán definitorios para que el espectador acuda a la sala de cine. Son el reclamo más efectivo para que vayamos o no a ver una película. En un minuto tienen que convencer a posible espectador.

En la actualidad se los trabajan muchísimo y los hay de lo más impactantes como el de la última entrega de Piratas del Caribe, por ejemplo. Pero también es cierto que a veces o cuentan toda la película o en el trailer aparece ya lo mejor de la cinta, algo que lleva al espectador a decepcionarse y a no hacer muy buena publicidad de la película en cuestión.

Festival de trailers

Un festival muestra estos días los trailers más famosos de la historia.

Los expertos aseguran que los primeros, los históricos, eran más honestos o menos ambiciosos.

Dicen los expertos que los del blanco y negro eran más inteligentes y mejores. La clave está en ser sutil y sugerente.