La Junta Electoral de Murcia ha denunciado la excusa de un vocal de mesa que alegó, para no ejercer el cargo, que «no sabía leer y escribir», cuando se ha demostrado que tiene el bachillerato. P. M. también dijo que sufría claustrofobia. Será la Justicia la que determine si el contenido de dicho escrito es constitutivo de delito penal.