El Consejo General del Poder Judicial acordó ayer sancionar con 305 euros de multa a la jueza de Dénia Laura Alabau por criticar al Gobierno y a la Fiscalía negarse a celebrar bodas gays. El año pasado ya le abrieron un expediente disciplinario por cuestionar la constitucionalidad de los matrimonios entre homosexuales y por rehusar celebrarlos. La decisión ha sido desigualmente acogida por los colectivos de gays. En Lambda opinan que «es satisfactoria». En cambio, el colectivo Colega la califica de «ridícula» y afirma que habría que condenarla a «casar a todos los gays y lesbianas de la Comunitat».