Beteta reconoce la infrafinanciación de Murcia y se compromete a corregirla "de forma positiva" pero no da fecha

En 2015, el Fondo de Liquidez Autonómico ha asignado 736,9 millones para la Región de Murcia
Beteta, junto a Martínez de Salas, durante el encuentro
Beteta, junto a Martínez de Salas, durante el encuentro
EUROPA PRESS

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha reconocido que las comunidades de Murcia, Valencia y Baleares están "infrafinanciadas" con el actual sistema de financiación autonómica, por lo que se ha comprometido a trabajar de forma "inmediata" y corregir "en positivo" el modelo, lo que "beneficiará a la Región". No obstante, no ha fijado ninguna fecha para la puesta en marcha del nuevo sistema, y solo ha mostrado la "voluntad" del Gobierno central de sacarlo adelante antes de que se celebren las elecciones generales este año.

Beteta ha señalado que recibirá el importe de la liquidación del año 2013 el mes de julio de este año, con lo que se dará por cerrado el quinquenio del sistema de financiación vigente. Será entonces cuando el Gobierno central esté en disposición de decir la cifra exacta en la que se puede valorar la infrafinanciación que han tenido las comunidades.

En el mes de julio, según Beteta, habrá dado tiempo a que se constituyan los nuevos gobiernos autonómicos tras las elecciones de mayo, por lo que, a partir de ese momento, comenzarán las negociaciones para "intentar cerrar el nuevo sistema de financiación a lo largo del año 2015".

Con todo, ha reconocido que este año hay elecciones generales, por lo que la rapidez en la negociación "permitirá el cierre, o no, del nuevo sistema de financiación" antes de que acabe la legislatura. No obstante, ha señalado que, si el nuevo sistema no sale adelante, no será "por falta de voluntad política del Gobierno de España".

Beteta ha hecho estas declaraciones después de reunirse en Murcia con el consejero de Economía y Hacienda, Luis Martínez de Salas, y los representantes de los sectores económicos de la Región, encabezados por el presidente de la Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (CROEM), José María Albarracín, y el decano del Colegio de Economistas de la Región de Murcia, Ramón Madrid.

Al ser preguntado por un posible reconocimiento de la deuda histórica o algún mecanismo para compensar la infrafinanciación de la Región en los últimos años, Beteta ha contestado que la mayor medida adoptada es que la Región "es la quinta comunidad autónoma que más ahorra por estar en los fondos especiales de financiación" habilitados por el Gobierno central.

Por lo tanto, considera que las comunidades autónomas infrafinanciadas y sujetas a estos fondos "ya están percibiendo parte de todo ello". Lo que tenga que ver con el sistema de financiación, ha avanzado, "se verá cuando comience la negociación; mientras tanto yo no puedo decir en qué va a consistir ese tema", ha zanjado.

Fondos del fla y fondo social

En este sentido, Beteta ha explicado que la Región de Murcia recibirá este año 736,9 millones de euros como parte del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), y que se abonarán el 31 de marzo o el 1 de abril. Con esta suma, la Comunidad habrá recibido 5.440 millones de euros en la presente legislatura, desde 2012 a 2015, que han beneficiado al pago de los proveedores del Gobierno regional y de las entidades locales.

Estos datos sitúan a Murcia en la quinta comunidad que más fondos recibe, después de Cataluña, con 40.944,5 millones; Comunitat Valenciana, con 28.964,2 millones; Andalucía, con 22.757,2 millones; y Castilla-La Mancha, con 9.062,7 millones.

Igualmente, el Gobierno central ha puesto a disposición de la Comunidad un fondo social creado por acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera y del Consejo de Ministros el pasado mes de diciembre, y que permite financiar a las corporaciones locales que, habiendo prestado servicios a sus comunidades, no habían cobrado por ello. En el caso de la Región, se han reconocido deudas por importe de 1,33 millones de euros, que se pagarán antes del 31 de abril.

Por su parte, los déficits de ejercicios anteriores se pagarán a mediados del mes de abril, lo que quiere decir que a lo largo de marzo o abril van a ser recibidas "todas las cantidades pendientes por parte de proveedores".

Por otro lado, Beteta ha indicado que Murcia es la comunidad autónoma que más ha reducido su deuda comercial, pasando de los 1.296 millones que adeudaba a sus proveedores el 1 de enero de 2012, a los 237,8 millones de euros que adeudaba el 31 de diciembre de 2014, lo que supone una bajada del 81,6 por ciento, frente al descenso medio del 62,2 por ciento por comunidades.

El secretario de Estado ha indicado que los últimos datos reflejan que la Comunidad ha reducido en 10,13 días el periodo medio de pago a proveedores, pasando de los 58,95 días en diciembre a los 48,32 días en enero.

El secretario de Estado ha señalado que la utilización intensiva de este tipo de mecanismos extraordinarios de financiación "ha beneficiado a todos los murcianos", de forma que el conjunto de operaciones que ya están aprobadas van a permitir ahorrar 979,5 millones de euros en intereses" en diez años, desde 2015 a 2025. Ese ahorro, explica Beteta, es una capacidad de gasto adicional a disposición de la Comunidad.

Beteta ha remarcado que es positivo que esta deuda esté en manos del Estado, porque cobra menos intereses al tener un rating mejor y un mejor acceso en el mercado financiero. "Nadie puede conseguir un endeudamiento a tipo cero o un endeudamiento a diez años a 0,834 salvo la Región de Murcia y el resto de las comunidades dentro del FLA porque así se lo ha gestionado el Tesoro de España".

Déficit y deuda con el estado

Beteta ha confirmado que la evolución del déficit estructural indica que Murcia está llevando a cabo un ejercicio de "contención" de sus gastos, por lo que la Región "avanza hacia la sostenibilidad". Ha avanzado que, previsiblemente, la Región no se acercará todavía a una situación de equilibrio en el próximo ejercicio, pero "se va a acercar mucho".

A ello contribuye, según Beteta, que el sistema de financiación ha crecido en 2015 y produce recursos adicionales, mientras que los tributos propios crecieron también en 2014, y los intereses a tipo cero "suponen un gasto menor".

La deuda financiera en términos de Procedimiento de Déficit Excesivo total de la Región de Murcia a finales de 2014 asciende a 6.838 millones de euros, y representa el 25,2% del PIB regional. De dicho importe, la deuda con el Estado a través de los mecanismos adicionales de financiación a CCAA representa el 61,4% del total, muy por encima de la media que la deuda por mecanismos representa en la deuda total del conjunto de CCAA, un 37,5%.

Dicha participación se va a incrementar tras la financiación que la Comunidad Autónoma va a formalizar en 2015 con cargo al mecanismo Fondo de Liquidez Autonómico.

Como ocurre con el resto de CCAA, el aumento de la deuda autonómica en manos del Estado "permitirá a Murcia beneficiarse del tipo de interés cero de esta financiación en 2015, año que el Estado va a asumir el coste de dichas operaciones, así como beneficiarse de las mejores condiciones de financiación del Tesoro Público durante el resto del plazo de las operaciones", según Beteta.

Incidencia de la fiscalidad autonómica

Durante la reunión se ha analizado también la incidencia de la fiscalidad autonómica dentro del problema de la deslocalización y, en concreto, el efecto del impuesto de sucesiones y donaciones o del impuesto de patrimonio en la Región, en comparación con otras comunidades donde tienen tipo cero o no existe.

Esa deslocalización, según Beteta, es uno de los extremos que tiene que concretarse en el nuevo sistema de financiación autonómica, ya que el actual modelo da rienda libre a las autonomías, desde una desfiscalización a fijar un tipo. El objetivo es debatir "hasta qué punto se puede desfiscalizar o fiscalizar y hacer una horquilla de máximos y mínimos" con el fin de evitar el fenómeno.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento