El actor comió en un restaurante madrileño con su madre, la fotógrafa Sylvia Plachy y con su novia, Elsa Pataky.