El paro superó al terrorismo en abril como el problema más citado por los españoles en un sondeo realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), con lo que recupera ese primer puesto después de que la preocupación por ETA se situara en dicho lugar tras el atentado de la T-4. Por detrás de estas dos preocupaciones aparecen la vivienda y la inmigración. En cuanto al problema que más les afecta, los españoles mencionan la vivienda, seguido de las dificultades económicas, el paro, la calidad del empleo y la inseguridad.