Como anticipo a la habilitación de la antigua estación de Murcia en una nueva y temporal terminal de Cercanías de trenes, Adif ha adjudicado las obras de sustitución de las vías del tren entre el apeadero de San Gabriel y Alicante. Los trabajos, que durarán 20 días, consistirán en la instalación de 3.160 metros de nuevo raíles más resistentes y un detector de dilataciones que se producen en las vías por la variación de temperatura. También se pretende evitar los descarrilamientos y atropellos a peatones.