Woody Allen, elige Avilés
Woody Allen con su familia, junto a la estatua en su honor en Oviedo. (ARCHIVO). ARCHIVO

El cineasta neoyorquino Woody Allen realizará el próximo 18 de junio en Avilés un pase privado de su última película, El sueño de Casandra, rodada en Londres, y cuyo estreno en las salas españolas está previsto para el próximo mes de septiembre, según informó este miércoles el Gobierno asturiano.

El preestreno se llevará a cabo en Avilés dada la vinculación del autor de Manhattan con la Fundación encargada de gestionar el futuro Centro Cultural Oscar Niemeyer que se construye en la ciudad asturiana y de cuyo comité científico forma parte Allen.

Cassandra's Dream (El Sueño de Cassandra), está protagonizada por Collin Farell, Eward McGregor y Tom Wilkinson y narra la historia de una joven cazafortunas recién llegada a Londres en cuyo camino se cruzan dos hermanos de clase trabajadora que se enamoran de ella, y a los que convence para cometer un crimen que les proporcione dinero rápido.

Asturias, "plató cinematográfico"

La consejera de Cultura, Comunicación Social y Turismo, Ana Rosa Migoya, calificó de "gran noticia" para Asturias la presencia del cineasta neoyorquino, y añadió que espera que "ayude a consolidar a Asturias como plató cinematográfico", habida cuenta de los últimos rodajes que han tenido al Principado como escenario.

En este sentido, el cineasta norteamericano se trasladará en junio a Barcelona para llevar adelante su nuevo proyecto, que incluirá algunas escenas rodadas en Asturias y que protagonizarán Scarlett Johansson, Javier Bardem y Penélope Cruz.

Premio Príncipe de Asturias

Woody Allen viajó por primera vez a Asturias a finales de octubre de 2002 para recibir el Premio Príncipe de Asturias de las Artes con el que fue distinguido ese año y no escatimó entonces elogios hacia Oviedo, ciudad que dijo que le parecía de cuento de hadas.

Ante los piropos que dedicó a la ciudad, el Ayuntamiento decidió erigirle una estatua en la calle Milicias Nacionales, una de las zonas más céntricas y transitadas de la capital.

Allen conoció su estatua durante otra visita a Oviedo dentro de los actos conmemorativos del 25 aniversario de la Fundación Príncipe de Asturias, y felicitó al escultor de la obras, Vicente Santarúa, por haber sabido captar en el rostro la "ansiedad" que le caracteriza.

El autor de Annie Hall mostró entonces su disposición a colaborar con un proyecto de la Fundación Príncipe de Asturias que pretende convertirse en "referente mundial" del cine de autor que facilite la exhibición de aquellas cintas de calidad -o que formen parte del patrimonio cultural mundial- a las que el público no puede acceder a través de los canales comerciales ordinarios.

El proyecto contempla la proyección de películas respetando el montaje del director, la promoción de la investigación en la industria, la creación de compañías cinematográficas, la conservación de filmes antiguos y el apoyo al trabajo de nuevos talentos.