La Habitación Roja
La Habitación Roja.
Segundo disco que graban con Steve Albini, productor de Nirvana…

Sí, repetimos. El hecho de conocerle a él, el estudio, la ciudad, el viaje... Lo tienes todo más controlado. Desde el primer minuto empezamos al 100%.

¿Imponía respeto?

Algo sí, aunque en esta ocasión nos atrevimos a pedir más. Steve tiene su casa en el mismo estudio, así que compartíamos el día a día con él. Y con los músicos que pasan por su estudio.

¿Como quién?

Pues el día que entramos nosotros salía Iggy Pop. Y dices: si esta gente graba aquí será por algo.

¿Qué tal por las calles de Chicago?

Muy bien. Aprovechamos los ratos libres de las dos semanas de grabación para ir a conciertos, a tiendas de discos…

¿Y el inglés, como lo llevan?

Bien, excepto José, el batería, lo que nos causó algún problema. Fuimos a ver a Jeff Tweddy, el cantante de Wilco, en un concierto muy íntimo. Tweedy pidió por favor que no le hicieran fotos. José no le entendió y justo en ese instante le metió un flashazo. Tweedy se rió, pero estábamos asustados porque una vez se subió un fan al escenario y reaccionó con cierta violencia.

¿Los fans de La Habitación Roja se suben al escenario?

Sí, a veces, pero siempre de buen rollo. Una vez, en el Festival de Benicàssim, un tío nos tiró su cartera. Con carnés, dinero y todo.

¿Y cogieron algo?

(Risas) No, no. Quizás deberíamos haberlo hecho. En el estado en que estaba el tipo no se hubiera enterado.

Mucha política en el disco...

Sí, por el momento de crispación que se vive. España tiene un punto marrullero que contrasta con la alegría y el buen rollo del español.

Tened piedad del ex presidente habla de Aznar, ¿no?

Cierto, es un título irónico. Aznar ha hecho muchas cosas que a la gente no le gustan, pero una buena ha sido no perpetuarse en el poder. Luego, claro, ha seguido diciendo barbaridades, aunque ya no sea presidente.

Bio

La Habitación Roja son, de izda. a dcha., Joan (bajo), Pau (guitarra), José (batería) y Jorge (guitarra y voz). Habituales del FIB Heineken, aparecieron en 1997 en la segunda generación del ‘indie’ y tras 7 discos siguen en la brecha.