La inversión extranjera en viviendas en España está creciendo, lo que rompe la tendencia de descenso que se vivía desde 2004. El alza acumulada sólo en los dos primeros meses del año fue del 33%, según datos del Banco de España. Los extranjeros compraron pisos en nuestro país en enero y febrero por valor de 806 millones de euros, frente a los 606 millones del mismo periodo del año anterior.