El fumar se va a acabar.
El fumar se va a acabar.

Si usted enciende hoy un pitillo en un lugar cerrado es probable que alguien le recuerde que estamos en el Día Mundial sin Tabaco.

La jornada fue instaurada por las sociedades médicas para reclamar la prohibición de los malos humos bajo techado y la financiación pública de los tratamientos antitabaco.

Con motivo de esta jornada, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) ha elaborado una encuesta que revela que apenas el 10% de los fumadores consideran la ley antitabaco beneficiosa para su salud.

Además, sólo un 26,9% de los que fuman son partidarios de prohibir el tabaco en lugares públicos.

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, salió ayer en defensa de la ley, vigente desde el 1 de enero de 2006, y aseguró que en su primer año de aplicación 750.000 personas han dejado de fumar.

Aunque recordó ayer en el Senado que su departamento dedica 24 millones de euros a financiar tratamientos antitabaco, la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) considera que es una asignatura pendiente de la ley.

Un informe de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) analizó recientemente las fotos recomendadas por la UE a los países que así lo deseen para ilustrar en un futuro sus cajetillas de tabaco.