Supera a la media andaluza, situada en el 70%. El 80% de los menores cordobeses que cometieron algún hecho delictivo logra reinsertarse en la sociedad tras cumplir las medidas educativas o el tiempo de internamiento impuesto por los jueces.

En toda la región, unos 2.700 adolescentes se reinsertaron y no volvieron a tener una conducta similar.

Son algunos de los datos dados a conocer ayer por la consejera de Justicia, María José López, durante las jornadas sobre la reforma de la Ley de Responsabilidad Penal de los Menores que se celebran en Málaga.

Los jueces cada vez optan más por penalizar a los chavales (relacionados con robos o drogas) con medidas educativas como alternativa a los reformatorios.