‘Antigraffiteros’ acabarán con las pintadas de Elvira

  • Este verano comienzan las labores de limpieza.
  • Los vecinos aplauden la medida, pero demandan al Ayuntamiento una actuación integral en la zona.
La calle Elvira y adyacentes están llenas de pintadas y suciedad, como ésta de la foto. (Torres)
La calle Elvira y adyacentes están llenas de pintadas y suciedad, como ésta de la foto. (Torres)

Los residentes opinan que ya era hora. Aunque parezca mentira, dentro de poco podremos presumir del aspecto de la calle Elvira y su entorno, pese a que en principio sea sólo por la eliminación definitiva de los garabatos.

Los buenos resultados que el programa piloto Integraffiti ha logrado en el perímetro de Bib-Rambla han animado al Ayuntamiento a repetir la experiencia en una de las zonas más castigadas por las pintadas, la calle Elvira y sus aledaños. En el centro, las labores de limpieza están a punto de acabar.

En tres meses, los especialistas han conseguido eliminar 267 metros cuadrados de pintadas y han protegido otros más de 4.200 con un líquido especial que repele trazos posteriores. No obstante, el concejal de Urbanismo, Luis Gerardo García Royo, reconoce que «hay superficies que han sufrido consecuencias irreversibles, ya que últimamente los graffiteros están mezclando los rotuladores con ácido sulfúrico», una combinación letal para la recuperación de la imagen y estado original de las mismas.

En este sentido, el edil pide la «colaboración de todos los ciudadanos para recuperar y mantener el paisaje urbano del entorno de Elvira». Los trabajos de eliminación de pintadas y posterior limpieza de fachadas, muros y persianas comenzarán este verano.

«La calle se cortará al tráfico por tramos, a medida que vayan avanzando las labores», explica la directora del Instituto Municipal de Rehabilitación, Teresa Tavera. También se actuará en las calles transversales, pero sólo en sus inicios, «porque el presupuesto es el que es».

Por su parte, los vecinos de la zona aplauden la iniciativa, aunque demandan al Consistorio una «actuación integral en el entorno, como han prometido», comenta el presidente de la asociación de vecinos del Bajo Albaicín, Manuel Navarro.

Satisfechos, pero reticentes

Así se encuentran los vecinos que aún mantienen su residencia en el entorno de Elvira «pese a su estado de abandono». «Estamos satisfechos, pero queremos que el Ayuntamiento vaya más allá», dice Navarro. Y es que aún quedan por arreglar muchas cosas allí: limpieza de calles, rehabilitación de viviendas, ruido de bares, eliminación de los puntos de droga, etc.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento