Los dos agentes principales en la investigación de la operación Malaya han solicitado por escrito ser relevados al frente del Grupo III de blanqueo de capitales de Málaga. Los policías alegan falta de apoyo por parte de la Dirección General del Cuerpo en sus investigaciones sobre la trama de corrupción y evasión de capitales. Ambos inspectores, los únicos que tratan personalmente con el juez Miguel Angel Torres, que dirige la investigación, participaron también en la operación Ballena Blanca.