Susana Díaz gana las elecciones en Andalucía; PP-A se hunde y Podemos, tercera fuerza

  • Los socialistas han obtenido 47 escaños, los mismos que en las elecciones de 2012.
  • Los populares caen de los 50 a los 33 diputados, mientras que IULV-CA pierde 7 escaños.
  • Podemos y Ciudadanos se sitúan como la tercera y cuarta fuerza política, respectivamente.
Susana Díaz, candidata a la Junta de Andalucía por el PSOE, tras conocerse su victoria en las elecciones.
Susana Díaz, candidata a la Junta de Andalucía por el PSOE, tras conocerse su victoria en las elecciones.
RTVE

Como diría la canción popular... ¿dónde están las llaves, matarile, rile, rile? Esa es la gran pregunta que ahora flota en el aire después de una noche electoral sin grandes sorpresas. Se cumplieron todos los pronósticos: Susana Díaz ha ganado las elecciones autonómicas que ella misma adelantó en enero, y ha conseguido con ello lo que tanto ansiaba: ser refrendada en las urnas por los ciudadanos. Pero los planes no le han salido del todo como esperaba.

La socialista confiaba en obtener mayoría absoluta, que le habría permitido gobernar en solitario y no depender de nadie. Pero su discurso de campaña, centrado precisamente en conseguir los preciados 55 escaños de los 109 que hay en el Parlamento, no ha dado sus frutos. El PSOE-A, con el 35,43% de los votos (con el 99,91% escrutado), ha obtenido 47 diputados, los mismo que en 2012.

Han ganado los comicios, pero han perdido más de 120.000 votantes y para gobernar con estabilidad les hará falta pactar o alcanzar acuerdos de gobernabilidad. "Estoy convencida de que los próximos años van a ser los mejores años de Andalucía", ha dicho Díaz en su intervención tras conocerse los resultados. Lo que sí han conseguido los socialistas es volver a ser la fuerza más votada en la comunidad tres años después.

Las quinielas también han acertado en lo que a los populares se refiere. Todos los sondeos apuntaban a un batacazo del PP-A, que finalmente se ha materializado en histórico: de los 50 escaños que Javier Arenas obtuvo en 2012, y que numéricamente le dieron la victoria, han pasado a los 33 de ayer, con un 26,76% de los sufragios. La escasa popularidad de su nuevo líder, Juan Manuel Moreno, ha terminado por pasarles factura. Y seguramente también las políticas de austeridad y recortes llevadas a cabo desde La Moncloa en los últimos tres años.

Podemos, terceros

Los resultados del 22M sí dejan una novedad que, si bien ya se dejaba entrever en las encuestas, ahora se ha convertido en una realidad. El arco parlamentario estrena composición, con la entrada de dos nuevas formaciones: a las tradicionales (PSOE-A, PP-A e IULV-CA) se suman Podemos y Ciudadanos, los dos triunfadores morales de la noche. "La ciudadanía tenía hambre de voto, el cambio es irreversible", aseguró ayer Sergio Pascual, jefe de la campaña andaluza de Podemos.

Teresa Rodríguez, la candidata del partido liderado por Pablo Iglesias, ha conseguido el 14,84% de los votos y 15 escaños, convirtiéndose así en la tercera fuerza política de Andalucía y desplazando de esta posición a IULV-CA, que se queda con 5 diputados (6,89% de sufragios) y pasa a ser el farolillo rojo del Parlamento.

Por delante de ellos, el partido que podría ser la clave de estos comicios y, sobre todo, del futuro Ejecutivo de la comunidad. Ciudadanos, con Juan Marín como cabeza visible en la región, se ha situado como la cuarta fuerza, con un 9,28% del total de los votos y 9 diputados. Anoche, tanto Marín como el líder nacional, Albert Rivera, se mostraron eufóricos, pero aseguraron que no van a pactar con Susana Díaz y que no entrarán en el Gobierno andaluz, manteniéndose en la oposición.

Alianzas postelectorales

Tras una intensa campaña electoral, en la que la palabra 'pacto' ha sido quizás una de las más repetidas, ha llegado la hora de sentarse y determinar esas posibles alianzas. Díaz ha repetido en numerosas ocasiones que no se unirá al PP-A ni a Podemos. El acuerdo con sus antiguos socios de Gobierno queda descartado por la deblace de la formación de izquierdas. Y es que sus escaños no son suficientes para llegar a los 55 (ambos sumarían 52).

Tampoco podrá pactar ni con UPyD ni con PA, ambos fuera de la Cámara (los magenta, con el 1,93% de los votos; y los andalucistas, con el 1,53%).

Más participación que en 2012

La participación en los comicios autonómicos ha sido del 63,94% (60,78% en 2012). La abstención alcanzó el 36,06%, por el 39,22% de hace tres años. Los menores índices de participación se registraron en los tres comicios andaluces que se han celebrado en solitario (1982, 1990 y 2012). Se han contabilizado un 1,02% de votos nulos y un 1,38% de votos en blanco, más que en las elecciones de hace tres años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento