Una veintena de trabajadores de la fábrica de móviles Vitelcom van a pedir una excedencia para no acogerse al Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que afecta a 250.

Esta medida les permitiría buscar opciones alternativas de trabajo sin sumar costes a la endeudada economía de la fábrica, y si se cumpliera el plazo de la excedencia, podrían reingresar en el ERTE.