Portugal vive su primera huelga general contra un Gobierno socialista

  • Convocada por el sindicato CGTP de tendencia comunista.
  • Portugal atraviesa una grave crisis económica.
  • Esta huelga ha sido precedida por otras de carácter sectorial.
Portugal afronta este miércoles la primera huelga general contra un Gobierno socialista desde la restauración de la democracia en 1974, convocada por la
Confederación General de Trabajadores Portugueses (CGTP, de tendencia comunista).

El sindicato, que afirma representar a más de 700.000 trabajadores, protesta contra la gestión económica y social del primer ministro, José Sócrates, y no ha logrado la adhesión de la Unión General de Trabajadores (UGT, de tendencia socialista) la cual considera que la movilización no tiene objetivos claros.

Pero el secretario general de la CGTP, Manuel da Silva, quiere que el Gobierno modifique su "errónea" política económica bajo la presión de esta huelga general, la quinta desde que la revolución del 25 de abril instauró la democracia lusa.

Puntos críticos

La política de reformas económicas y sociales de Sócrates para reducir los gastos del Estado y sus medidas de ahorro presupuestario han levantado una fuerte oposición entre los trabajadores de servicios públicos como la administración, el transporte, la enseñanza e incluso las fuerzas de seguridad.

El líder socialista, que ganó con mayoría absoluta las elecciones de 2005, ha sufrido en los últimos meses varias huelgas sectoriales y algunas de las manifestaciones más concurridas que se recuerdan en Lisboa.

Da Silva mostró hoy su confianza en el éxito de esta primera huelga general contra Sócrates, aunque advirtió que los servicios mínimos "excesivos" marcados por el Ejecutivo pueden perjudicar la paralización del país que quieren lograr.

La anterior huelga general en Portugal tuvo lugar el 10 de diciembre de 2002, cuando los sindicatos protestaron contra el Gobierno de centro derecha de José Manuel Durao Barroso por la implantación de un nuevo código de trabajo.

Fuera de las razones coyunturales, bajo la protesta sindical subyace también el descontento popular por la situación de Portugal, que sufre desde hace cinco años una fuerte crisis económica, con un índice de desempleo del 7,5 por ciento de la población activa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento