Antoni Cirera Pérez y Dolors Sánchez Rami, el matrimonio de jubilados asesinados en el atentado terrorista de Túnez, llegaron a la ciudad en un crucero, el regalo que les hicieron sus dos hijos con motivo de sus 50 años de casados y era su primer gran viaje, según uno de sus vecinos. Ambos hijos viajan este jueves a Túnez para acompañar la repatriación de sus padres, unos trámitesque pueden alargarse horas o días.

Antoni y Dolors celebraban sus bodas de oro en un viaje que les regalaron sus hijosAntoni Cirera, de 75 años, y Dolors Sánchez, de 73, vivían desde hacía 45 años en el número 21 de la calle Conca, en el barrio de Camp de l'Arpa del Clot, muy cerca del Hospital de Sant Pau. La mayoría de sus vecinos, todavía impactados por la noticia, han preferido no hacer declaraciones a los medios por respeto a la familia.

Sin embargo, tres de ellos sí han accedido ha hablar con los medios para explicar que Antoni y Dolors eran "muy buena gente" y eran muy queridos por el resto de inquilinos. "Todavía tenían muchas ganas de vivir", ha subrayado una vecina, quien ha explicado que salían a pasear a menudo.

El 'MSC Splendida' llega este viernes a Barcelona

Por otra parte, el crucero turístico MSC Splendida, que zarpó de Barcelona el pasado viernes con 3.714 pasajeros a bordo, viaja ya con destino a la capital catalana, adonde arribará este viernes a las 9 horas con 27 pasajeros menos. Según ha informado este viernes la compañía italiana MSC Cruceros, el buque ha zarpado a las 6 de esta mañana del puerto de La Goulette (Túnez).

La compañía naviera ha confirmado que nueve de sus pasajeros han perdido sus vidas en el atentado del Museo Nacional del Bardo de Túnez, otros 12 se encuentren heridos y cuatro (un belga, un británico, un francés y un japonés) siguen ilocalizados), ya que los dos españoles que habían sido dados por desaparecidos han sido localizados sanos y salvos. MSC Cruceros ha confirmado también que de las víctimas registradas tres eran de nacionalidad japonesa, dos franceses, los dos españoles mencionados, y dos eran colombianos.

Con respecto a los heridos, tres son ciudadanos japoneses, uno de Sudáfrica, uno de Bélgica y siete franceses y todos ellos están siendo tratados en varios hospitales en estos momentos y, según la compañía naviera turística, están recibiendo también la ayuda de los miembros del equipo de crisis que MSC Cruceros ha enviado a Túnez para proporcionar el apoyo necesario en tierra.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.