Ciclón Vanuatu
Un niño juega a la pelota mientras su madre busca entre las ruinas de su casa en Port Vila (Vanuatu) EFE

El misionero español Antonio López García-Nieto se encuentra a salvo en Vanuatu después de que el ciclón Pam azotara el pasado fin de semana esta nación del Pacífico Sur, informaron este martes fuentes religiosas.

"Los hermanos de Tanna se encuentran bien, solo han sufrido daños materiales", aseguró en una breve conversación telefónica un representante de la oficina regional en Oceanía de la Hermandad del Sagrado Corazón al ser preguntado por la situación del misionero español.

Los hermanos de Tanna se encuentran bien, solo han sufrido daños materialesEl padre Antonio López trabaja desde 2001 junto a otros hermanos corazonistas en la sureña y remota isla de Tanna, la que estuvo más cerca del centro del Pam.

Esta poderosa tormenta tropical de categoría 5 ha causado al menos 11 muertos, ha desplazado a un 70% de la población y dejó al país con la mayoría de comunicaciones cortadas.

En Tanna el sacerdote enseña en los cursos superiores y además realiza labores sanitarias en Lowanatom, donde vive en comunidad con un hermano canadiense y otros dos de Vanuatu, aunque desde los 18 años ha estado trabajando en otros lugares del Pacífico Sur.

El misionero ya ha sobrevivido a otros desastres similares como la alerta de maremoto en Vanuatu tras el terremoto en las Islas Salomón de febrero de 2013 cuando dijo a través de un mensaje publicado en la página de Facebook de las Obras Misionales Pontificias (OMP) que estaba "vivo y coleando".