Netanyahu anuncia que pactará con los ultranacionalistas y que no se creará un Estado palestino

  • Netanyahu asegura, tras votar en esta jornada electoral, que pactará con los ultranacionalistas de Hogar Judío.
  • No permitirá la creación de un Estado palestino si continúa al frente del Ejecutivo tras los comicios de este martes 17 de marzo.
  • Sobre su opositor Isaac Herzog, afirmó que "la izquierda ha enterrado la cabeza en la tierra una y otra vez, ignorando esto".
  • Las siete claves de las elecciones en Israel.
Benjamín Netanyahu ejerciendo su derecho a voto en elecciones generales israelíes.
Benjamín Netanyahu ejerciendo su derecho a voto en elecciones generales israelíes.
GTRES

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, afirmó este martes, nada más depositar su voto que si los resultados de los comicios son los que él espera, llamará de inmediato al líder del partido ultranacionalista Hogar Judío, Naftalí Benett, para ofrecerle formar un gobierno de unidad. Este anuncio se enmarca en el cortejo a la derecha ultranacionalista de los últimos días de Natanyahu con declaraciones como la de que no permitirá la creación de un Estado palestino si continúa al frente del Ejecutivo.

En una breve declaración a la prensa nada más votar en su colegio electoral de Jerusalén, Netanyahu, líder del partido derechista Likud, precisó que la expresión "gobierno de unidad" significa la "unión de las fuerzas nacionales" y en ningún caso un Ejecutivo con el Partido Laborista.

"No habrá gobierno de unidad con el Partido Laborista", subrayó Netanyahu, a cuyo partido los sondeos previos otorgan 20 o 21 escaños, mientras que la coalición Campo Sionista, integrada por laboristas y el partido centrista Hatnuá, podría conseguir 24.

Netanyahu afirmó que tras llamar a Bennet hará lo mismo con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

No al Estado Palestino

En la jornada previa a este día electoral, el actual primer ministro hebreo aseguró que  "cualquiera que dé pasos para establecer un estado palestino y evacuar territorios (en alusión a los asentamientos judíos en Cisjordania) abona el terreno a los ataques de los islamistas radicales contra Israel", en declaraciones al periódico digital conservador NRG.

Y en un ataque al Campo Sionista, que preside su rival laborista Isaac Herzog, que aspira a arrebatarle la jefatura del Gobierno, afirmó que "la izquierda ha enterrado la cabeza en la tierra una y otra vez, ignorando esto".

"Pero nosotros somos realistas y entendemos (la situación)", apostilló.

La postura expresada por el primer ministro y jefe del Likud, que en las elecciones de este martes aspira a renovar mandato por tercera vez consecutiva en sólo seis años, contradice su discurso de 2009 en la Universidad de Bar Ilán, donde aceptó públicamente por primera vez la solución de dos estados.

Desde el pasado diciembre, el primer ministro israelí se ha expresado en varias ocasiones contra la creación de un Estado palestino mientras la inestabilidad continúe en la región de Oriente Medio, pero se trata de la primera vez que se compromete públicamente a que no se realice.

Según la página en internet del diario Haaretz, las declaraciones de Netanyahu en un medio de la esfera política derechista colonizadora y propiedad del multimillonario Sheldon Adelson, es un "intento de última hora" de robar votantes al partido Hogar Judío, que representa a los colonos.

El líder de ese partido, Naftalí Bennet, aboga en su campaña por la anexión de las partes de Cisjordania que aún están bajo control israelí y la creación de un ente palestino autónomo, lo que según algunos sondeos ha desviado varios escaños del Likud hacia esta formación.

El centro-izquierda asegura que es "una lucha entre sionismo y extremismo"

La exministra israelí de Justicia y dirigente del partido centrista Hatnuá, Tzipi Livni, afirmó que las elecciones que se celebran este martes en Israel son "una lucha entre el sionismo y el extremismo".

Tras depositar su voto en un colegio electoral de Tel Aviv, Livni, cuya formación integra la coalición Campo Sionista con el Partido Laborista, hizo una referencia al mitin que la derecha nacionalista celebró el domingo en esa ciudad.

"Lo que tuvo lugar el domingo en Tel Aviv corrobora el sentido de aquello por lo que estamos luchando; demuestra que estamos inmersos en una lucha entre el extremismo y el sionismo", consideró.

Livni quitó importancia a su inesperada decisión -anunciada este lunes- de no turnarse en la jefatura del gobierno con el líder laborista, Isaac Herzog, si finalmente su formación estuviera en disposición de gobernar.

"Herzog y yo somos socios y nuestro objetivo no es la poltrona, sino reemplazar" al primer ministro y líder del partido derechista Likud, Benjamín Netanyahu.

En una reunión con sus asesores de campaña un día antes de los comicios generales en Israel, la exministra dijo que, si la rotación (pactada en el acuerdo por el que se formó la coalición) llegara a suponer un obstáculo, no tendría problema alguno en cancelarla.

El anuncio, en definitiva, supuso un espaldarazo a la candidatura de Herzog, que trata de ampliar la diferencia de cuatro escaños que, según los sondeos, el Campo Sionista le saca al Likud.

No obstante, esos mismos sondeos indican que, debido a la más que probable fragmentación del Parlamento tras los comicios, Netanyahu tendría más fácil seguir al frente del Ejecutivo, dado que podría contar con el apoyo de las diversas formaciones derechistas y ultraortodoxas que con toda seguridad tendrán representación.

Lieberman dice que lo importante es "votar a cualquier partido sionista"

El ministro israelí de Exteriores y dirigente del partido ultranacionalista Israel Beitenu, Avigdor Lieberman, instó a los ciudadanos a que "voten a cualquier partido sionista" en los comicios que se celebran en Israel.

Tras depositar su voto en un colegio electoral del asentamiento de Nokdim, en Cisjordania ocupada, Lieberman dijo a la prensa que "lo más importante es votar por cualquier partido que sea sionista porque lo fundamental es preservar el carácter sionista y judío del Estado de Israel".

"Animo a los ciudadanos de Israel a que acudan a votar a los partidos sionistas, tanto si es al Meretz (izquierda), como a Israel Beitenu o a Hogar Judío" (ultraderecha), afirmó el titular de Exteriores, quien se ha postulado como ministro de Defensa si el próximo gobierno israelí sigue estando en manos de las fuerzas de derecha y nacionalistas.

Los sondeos conceden unos pobres resultados para Israel Beitenu, que, sin embargo y junto con el resto de formaciones derechistas que obtendrán representación parlamentaria, puede ser determinante para ayudar al actual primer ministro y líder del partido Likud, Benjamín Netanyahu, a seguir al frente del Ejecutivo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento