Robert Zoellick
Robert Zoellick. (EFE)

El presidente estadounidense, George W. Bush, nominó oficialmente el miércoles a su ex subsecretario de Estado Robert Zoellick para presidir el Banco Mundial, elogiándolo como un hombre comprometido con las relaciones internacionales.

"Se ha ganado la confianza y el apoyo de los líderes de cada región del mundo", dijo Bush en un acto en la Casa Blanca, con Zoellick a su lado. "Está profundamente comprometido con la misión del Banco Mundial", agregó.

 

Se ha ganado la confianza y el apoyo de los líderes de cada región del mundo

De ser aceptada la nominación por el directorio del Banco Mundial, Zoellick, de 53 años, reemplazará a Paul Wolfowitz, que dejará su cargo el 30 de junio tras verse obligado a renunciar luego de conocerse que autorizó un ascenso y alza salarial para su novia.

 

Wolfowitz dimitió el pasado 17 de mayo y dejará el Banco Mundial el 30 de junio.

Zoellick, de 53 años, ayudó al lanzamiento de la Ronda de Doha como representante comercial estadounidense durante el primer mandato de Bush.

Posteriormente trabajó como subsecretario de Estado y se convirtió en el representante de la Casa Blanca para políticas relacionadas con China y la región sudanesa de Darfur.

Abandonó el Gobierno el año pasado para trabajar en el banco de inversión estadounidense Goldman Sachs.

De confirmarse su nombramiento, Zoellick tendrá la difícil tarea de calmar las agitadas aguas del Banco Mundial tras el escándalo de favoritismo que provocó la caída de Wolfowitz.

Además, deberá establecer una nueva lista de prioridades para el organismo multilateral.

Wolfowitz anunció poco después de su llegada al Banco hace ahora dos años que Africa y la lucha contra la corrupción centrarían su mandato.