La investigación abierta por la Guardia Civil para esclarecer la muerte de un niño de cinco años en La Mojonera (Almería) apunta a que el pequeño "iba detrás de un juguete" cuando cayó a la balsa de riego, que contaba con una valla perimetral "parcial" que permitía el acceso por algunas zonas.

Los primeros datos recabados por los agentes de la Policía Judicial, que está concluyendo en la mañana de este lunes la inspección ocular a la espera del informe preliminar de autopsia, señalan que se trató de un "accidente fatal", según han indicado a Europa Press fuentes del caso.

El niño, de nacionalidad marroquí y quien residía con sus padres y hermanos en un inmueble cercano a la balsa, se habría precipitado al interior de la balsa de riego cuando intentaba recuperar un juguete y pese a que la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado fue rápida, los servicios sanitarios no pudieron hacer nada por salvar su vida.

Las mismas fuentes han precisado que la balsa de riego tenía una valla perimetral parcial, que permitía el acceso por algunas zonas, pese a que el Real Decreto 9/2008 que regula el dominio público hidraúlico obliga a que el vallado sea "total".

Los hechos ocurrieron poco antes de las 18,30 horas del domingo. Varias llamadas a los servicios de urgencia avisaban de que un niño había caído a una balsa de riego del entorno conocido como Sector Cuatro Puertas, en La Mojonera.

Movilizados la Guardia Civil, la Policía Local, los bomberos y los sanitarios, un agente del Instituto Armado sacó al niño de la balsa, pero los sanitarios no pudieron hacer ya nada por su vida porque había muerto. La investigación ha recaido en el Juzgado de Instrucción 2 de El Ejido, en funciones de guardia.

Consulta aquí más noticias de Almería.