Nave Boetticher
Edificio de la Nave Boetticher (en Villaverde, Madrid), que iba a albergar la Catedral de las Tecnologías. JORGE PARÍS

La Nave Boetticher de Villaverde, también conocida en su momento como la futura Catedral de las Tecnologías, se ha puesto en marcha este lunes, doce años después de ser ideado el proyecto, con un nuevo nombre, Madrid Innovation Campus, y  con la idea de abrirse a toda la sociedad, desde emprendedores, a universidades y multinacionales, interesados en "aportar sus ideas, capacidades y su espíritu transformador" para apostar por la ciudad del futuro.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha firmado este lunes el protocolo de colaboración con Telefónica, Microsoft, Intel, la Universidad Politécnica de Madrid, la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones, Cisco, Ferrovial Servicios e Indra.

Gallardón quiso impulsar este espacio en el 2003En 1944 el ingeniero Eduardo Torroja, considerado el mejor especialista en estructuras de hormigón, terminó la Nave Boetticher. Este edificio singular, con bóvedas de hormigón y amplios lucernarios por donde entra la luz natural, pasó a conocerse por el sobrenombre de la 'Catedral industrial'.

La actividad industrial cesó en 1992 pasando desde entonces por unos años de abandono, que sumió al edificio en el deterioro. En 2003 el candidato del PP a la Alcaldía, Alberto Ruiz-Gallardón, anunciaba su intención de impulsar este espacio, rehabilitarlo y dedicarlo a las nuevas tecnologías. La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha firmado este lunes el protocolo de colaboración con el que arrancará. 

Consulta aquí más noticias de Madrid.