El extesorero del PP nacional Luis Bárcenas, quien este miércoles ha declarado en calidad de testigo ante el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, ha afirmado que el partido abonó facturas en negro en las elecciones europeas de 2004, tratándose así del único pago 'en B' del que ha recordado tener constancia, según han informado fuentes jurídicas.

Durante el interrogatorio, efectuado a través de videoconferencia, Bárcenas ha recordado que diversos empresarios pagaron la reforma de la sede del PP balear, si bien únicamente ha recordado el nombre del constructor Antonio Pinal -citado a declarar esta tarde como imputado-, y ha asegurado no recordar que a cambio de sus donativos, los empresarios obtuvieran contratos públicos como contraprestación.

Por otro lado, Bárcenas ha asegurado que el constructor Antonio Pinal contribuyó a financiar la reforma de la sede del PP en Palma, pero lo hizo por generosidad y no a cambio de contrataciones públicas.

El extesorero del PP nacional ha confirmado lo que ya declaró el pasado enero ante una comisión de investigación en el Parlament balear, de que Pinal ayudó a financiar las obras de reforma del PP en Palma, pero lo ha desligado de la adjudicación de contratos públicos, han informado fuentes jurídicas.

Antes de la declaración de Bárcenas, el juez Castro ha dado traslado a las partes personadas en esta causa de varios contratos adjudicados por el Govern balear a las empresas de Pinal en la legislatura 2003-2007, cuando era presidente del ejecutivo balear Jaume Matas.