El presidente estadounidense, Barack Obama, ha emitido una orden presidencial con el fin de aplicar las sanciones aprobadas recientemente contra Venezuela y declarar una situación de "emergencia nacional" por el "riesgo extraordinario" que supone la situación en ese país para la seguridad de EE UU.

En un decreto, Obama "aplica y amplía" las sanciones algunos ciudadanos venezolanos incluidas en una ley aprobada en diciembre pasado. "Determino que la situación en Venezuela, incluida la erosión de garantías de Derechos Humanos por parte del Gobierno de Venezuela, la persecución de oponentes políticos (...) constituyen una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de EEUU, y declaro una emergencia nacional para tratar esa amenaza", dice Obama en la orden.

La declaración de una "emergencia nacional" es una herramienta con la que cuenta el presidente de EEUU para aplicar sanciones contra un país en determinadas circunstancias y que le permite ir más allá de lo aprobado por el Congreso.

Las sanciones se aplicarán a siete personas concretas, casi todos cargos relacionados con las fuerzas de seguridad, entre los que se encuentran Gustavo Enrique González López, director general del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) y Antonio José Benavides Torres, exdirector de Operaciones de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), y una fiscal.

Tenemos las herramientas para bloquear sus bienes y su uso de los sistemas financieros de EE UU"Los funcionarios de Venezuela del pasado y presente que violen los derechos humanos de ciudadanos venezolanos y que se involucren en actos de corrupción pública no serán bienvenidos aquí, y ahora tenemos las herramientas para bloquear sus bienes y su uso de los sistemas financieros de EE UU", dice en un comunicado el secretario de prensa de la Casa Blanca.

La lista la completan Justo José Noguera Pietri, excomandante General de la GNB; Katherine Nayarith Haringhton, fiscal nacional de la Oficina del Ministerio Público; Manuel Eduardo Pérez Urdaneta, director de la Policía Nacional; Manuel Gregorio Bernal Martínez, exdirector General del SEBIN; y Miguel Alcides Vivas Landino, inspector general de las Fuerzas Armadas Bolivarianas (FANB).

Obama ha instado al gobierno de Venezuela, asimismo, a liberar a todos los prisioneros políticos, "que incluyen a docenas de estudiantes, al líder de la oposición, Leopoldo López y los alcaldes Daniel Ceballos y Antonio Ledezma".

Hasta ahora, el Gobierno estadounidense no ha hecho pública la lista de sancionados por la ley aprobada por el Congreso en diciembre, por lo que se desconoce si esas siete personas identificadas se encontraban también en el listado del legislativo.

La orden ejecutiva firmada también autoriza al Departamento del Tesoro a imponer más sanciones a aquellos de los que se determine que han promovido acciones o planes "que socaven procesos o instituciones democráticas" o que as juicio de EE UU cometan o hayan cometido violaciones de los Derechos Humanos en Venezuela, según la Casa Blanca.