El Juzgado de Instrucción número 1 de Torrelavega ha desestimado un recurso de Sniace y ha mantenido las imputaciones de ocho miembros del Consejo de Administración, entre ellos el presidente, Blas Mezquita, que tendrán que declarar como tal por los vertidos al Saja-Besaya entre 2008 y 2011 y a raíz de una denuncia de Ecologistas en Acción.

En una resolución judicial, a la que ha tenido acceso Europa Press, el magistrado del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Torrelavega ha acordado desestimar el recurso de reforma interpuesto por Sniace contra una providencia dictada el pasado mes de enero a raíz de este caso.

Según el juez, Pablo Fernández de la Vega, las declaraciones de los consejeros, —"con competencia en la gestión de todos los ámbitos de actuación de la empresa", subraya—, "pueden ser de utilidad para el esclarecimiento de los hechos y posibles responsabilidades que se pudieran derivar de los vertidos contaminantes" en el caso de que no se archive el caso.

En este sentido, el juez precisa que mientras no se practiquen estas declaraciones y se valore su resultado "no cabe considerar que la investigación esté agotada".

Por eso, rechaza el sobreseimiento solicitado por Sniace, y mantiene la declaración de los ocho miembros del Consejo de Administración como imputados.

Además de Mezquita, tendrán que declarar Jesús Manuel Zaballa, Manuel Huerta, Julio García, Víctor Manuel Guzmán, Juan Hernández, Fernández España y Antonio Temes.

Contra esta resolución cabe interponer recurso de apelación en el plazo de cinco días a partir de su notificación ante el Juzgado 1 de Torrelavega, para que se pronuncie la Audiencia Provincial.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.