La saltaldora cántabra Ruth Beitia ha logrado este viernes clasificarse en Praga (República Checa) para la que ya es su sexta final consecutiva en campeonatos de Europa de pista cubierta, en la que podrá defender el oro conseguido hace dos campañas en Gotemburgo (Suecia).

La atleta siempre ha conseguido subirse al podio cuando ha competido en la gran final de esta cita continental y tan solo en Viena 2002 se quedó sin pasar el corte de la calificación, según ha informado en un comunicado la Federación Cántabra de Atletismo.

La pupila de Ramón Torralbo, que arrastraba un nulo en 1.87, ha logrado llegar al 1,94 metros, la altura mínima exigida para estar en la final, donde pelearán un total de nueve atletas.

Beitia se enfrentará, entre otras, a la polaca Kamila Licwinko, que encabeza el ranking mundial de la especialidad con 2.02, la rusa María Kuchina (1.99) o la lituana Airine Palsyte (1.98).

Son las únicas tres deportistas que en 2015 han saltado más que la cántabra y, en principio, sus grandes rivales en la lucha por las medallas.

La final de altura femenina se disputará este sábado, 7 de marzo, a partir de las 16.30 horas.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.