El alcalde de Tarifa (Cádiz), Juan Andrés Gil (PP), se ha mostrado sensible a los problemas de los almadraberos de la localidad, con quienes se ha comprometido a llevar su situación al Pleno municipal para hacer de ella "una reclamación institucional" que sea "un apoyo real y efectivo para estos trabajadores".

En una nota, el Ayuntamiento explica que los almadraberos se enfrentan a un ajuste salarial por parte de la empresa por las pérdidas registradas en los últimos años. Los trabajadores apuntan como posible solución que se les asigne parte de la cuota de atún rojo que el Gobierno en el fondo de maniobra.

A este respecto, el gobierno municipal les recuerda que ya se anunciaron "aumentos progresivos de las cuotas de captura que serán efectivas este año y el próximo también". En cualquier caso, el alcalde considera que, de las cuatro almadrabas gaditanas, la de Tarifa es "la más desfavorecida", ya que cuenta con "30 toneladas menos que el resto".

Según avanza, ese será el argumento que exponga también el Ayuntamiento en posibles conversaciones con la Administración central para intentar alcanzar una solución.

En cualquier caso, Gil incide en que "se trata realmente de un problema complejo en el que la empresa sitúa en medio a sus trabajadores. Nosotros vamos a luchar por que esa reducción salarial no se produzca, porque así también nos lo pide el comité de empresa".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.