Así lo han confirmado fuentes del Gobierno extremeño a preguntas de Europa Press, que en cualquier caso ha considerado "imprescindible" que en este proceso se impliquen "todos los actores afectados", tanto las entidades financieras, como los proveedores, y "de forma clara los socios".

De este modo, estas mismas fuentes avanzan que Avante es partidario de negociar un aplazamiento del dinero público que se ha puesto hasta ahora, e incluso incorporar un periodo de hasta dos años de carencia, que permita recuperar el volumen de la cooperativa y hacerla rentable, manteniendo su extremeñidad.

Y es que, añaden desde el Ejecutivo extremeño, las pérdidas que han aflorado en 2013 y 2014 no son solamente consecuencia de la gestión de estas dos ultimas campañas, sino que "son pérdidas generadas en muchos años atrás, y que ahora afloran, por eso es lógico que se asuman en un periodo de varios años".

Por eso, apuntan que Avante, podrá diferir los vencimientos, y facilitar el funcionamiento diario y evitar las restricciones financieras a la cooperativa y a sus socios, aunque advierten que se hará así "siempre que se den los condicionantes jurídicos".

Finalmente, el Gobierno de Extremadura reafirma su apoyo a la "continuidad y la viabilidad de Acorex" ante la situación que atraviesa, y se muestra dispuesto a colaborar para favorecer su viabilidad.

Para ello es necesario que la propuesta del modelo de negocio de Acorex "permita su continuidad en el futuro sin olvidar el objetivo de recuperar e incrementar el volumen perdido", concluyen estas mismas fuentes en declaraciones a Europa Press.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.