La incidencia de gripe en Asturias sigue descendiendo por quinta semana consecutiva en todos los grupos de edad y se sitúa en una tasa de 101,2 casos por 100.000 habitantes. Esta disminución se registra en todos los grupos de edad excepto en el de más de 65 años, en el que aumenta ligeramente. La situación sigue siendo de difusión epidémica e intensidad media.

Según ha informado la Consejería de Sanidad en una nota de prensa a la que ha tenido acceso Europa Press, esta semana continúa la fase descendente, por lo que se espera que la situación deje de ser epide*mica la próxima semana y la incidencia vuelva a niveles basales a finales de marzo o durante la primera semana de abril.

La proporción de casos con alguna complicación en el momento de la consulta sigue siendo muy baja. Entre los notificados, los factores de riesgo más frecuentes siguen siendo el asma (6,0%), la enfermedad cardiovascular crónica (1,6%) y la enfermedad metabólica crónica como la diabetes (1,5%). El 92% de los casos no había sido vacunado.

En el conjunto del país, la actividad gripal disminuye en todo el territorio vigilado. La tasa global de incidencia de gripe esta semana es ligeramente superior a la de Asturias y se sitúa en 145,61 casos por 100.000 habitantes. Se observa un descenso en todos los grupos de edad, que no es significativo en los mayores de 64 años. La afectación de la enfermedad es superior en los menores de quince an*os.

Consulta aquí más noticias de Asturias.