El jurado popular ha declarado culpable de asesinato a Bernard Andrighetto, el empresario francés acusado de matar a tiros a su mujer en Girona en octubre de 2011.

El jurado ha dado lectura a su veredicto este viernes tras una semana de juicio en la Audiencia de Girona, y ha considerado probado por unanimidad que la madrugada del 17 de octubre de 2011 Adrighetto acorraló a su mujer en el baño de su casa y le disparó con dos armas hasta diez disparos que le causaron la muerte el día siguiente en el hospital.

Ha señalado que la víctima no pudo defenderse, ya que el acusado le impedía salir del baño e iba armado con dos pistolas que eran suyas y que poseía sin tener licencia.

No han dado credibilidad a la versión final del empresario, que aseguraba que disparó en medio de un forcejeo con un tercer hombre —"un cómplice de su mujer"— que entró en su casa la noche del crimen tras tenderle una trampa para matarle y quedarse con su herencia.

Asimismo, el jurado ha añadido que el empresario y los dos hijos de la víctima confesaron el crimen justo después del tiroteo y admitió, al llamar al 112 para pedir auxilio, que había "perdido la cabeza" al disparar a su mujer.

Tras escuchar el veredicto, el fiscal ha mantenido su petición de 21 años de cárcel por un delito de asesinato y otro de tenencia ilícita de armas.

Asimismo, ha pedido que se investigue a los dos hijos de la víctima y a dos testimonios más —uno de ellos es la actual pareja del reo— por haber mentido durante el juicio para intentar exculpar al empresario.

La defensa, ejercida por el abogado Wenceslao Tarragó, pide la pena mínima de 16 años de cárcel por los dos delitos de este caso, que ha quedado visto para sentencia.

Consulta aquí más noticias de Girona.