La consejera de Bienestar Social y Vivienda, Graciela Blanco, ha entregado este viernes en Gijón las llaves de 50 viviendas de promoción pública para alquiler destinadas a colectivos preferentes. En concreto, 23 son para familias con ingresos de hasta 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM); 22 para unidades familiares con ingresos de hasta tres veces el IPREM, con menores o personas con discapacidad a su cargo, y las cinco restantes para víctimas de violencia de género.

Según informa la Consejería de Binestar Social en una nota de prensa a la que ha tenido acceso Europa Press, los pisos se sitúan en Montevil (15), El Lauredal (14), Roces (7), El Cerillero y Tremañes (4), Natahoyo (3), Gijón (2) y la carretera Carbonera (1). Las viviendas tienen una superficie útil de entre 30,23 y 89,75 metros cuadrados y algunas cuentan con trastero. La renta inicial se acomodará a las circunstancias económicas de las familias adjudicatarias.

Durante el acto, Blanco ha subrayado el importante esfuerzo realizado por el Gobierno de Asturias, que esta legislatura ha recuperado 792 viviendas vacantes, con una inversión de 2,4 millones, y ha entregado un total de 996, entre reparadas y de nueva construcción. "Nuestros esfuerzos y nuestras políticas van dirigidas a aquellas personas que más lo necesitan", ha destacado la consejera.

El Principado ha adjudicado en Gijón 176 viviendas desde junio de 2012, 11 de ellas por el procedimiento de emergencia y 21 por el de urgencia. Del total de pisos entregados en el concejo, 38 son alojamientos temporales de Vipasa. Además, el Gobierno asturiano cuenta con 1.785 viviendas de alquiler en diferentes zonas del municipio y ha invertido más de 400.000 euros en la rehabilitación de pisos vacantes para ponerlos a disposición de los gijoneses.

Consulta aquí más noticias de Asturias.