Efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Villarrobledo (Albacete) han detenido a 23 personas e imputado a otras 15 por los presuntos delitos de organización criminal, robo con fuerza en las cosas, receptación y estafa, al formar parte de una organización criminal dedicada a cometer robos en comercios de telefonía móvil.

Las investigaciones, enmarcadas dentro de la operación 'Yogo', comenzaron en marzo de 2014, tras la denuncia presentada por el propietario de un comercio de venta de telefonía móvil de Villarrobledo que manifestaba haber sido víctima del robo de 77 terminales móviles, según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha en nota de prensa.

Las investigaciones y gestiones llevadas a cabo por la Guardia Civil dieron como resultado la identificación plena de los cinco autores materiales de los hechos, así como el descubrimiento de una red de distribución de los efectos sustraídos en videoclubs y locutorios de las provincias de Murcia y Granada.

La investigación ha puesto de manifiesto la existencia de una organización criminal "perfectamente estructurada", liderada por un cabecilla que coordinaba al resto de miembros del grupo. El segundo y tercer escalón del grupo se dedicaban a materializar los robos, realizar la venta de los efectos sustraídos o que introducían el material en el mercado por otras vías.

Las diligencias instruidas han sido entregadas en el Juzgado de Instrucción número uno de Villarrobledo.

Consulta aquí más noticias de Albacete.