El metro une desde este viernes Riba-roja de Túria (Valencia) con la ciudad de Valencia en poco más de 30 minutos, tras haber invertido más de 46 millones de euros en un servicio que se prevé que utilicen "480.000 personas durante un año".

Así lo ha destacado el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, en el acto de inauguración del nuevo tramo, de cerca de diez kilómetros y con cuatro estaciones, junto con el alcalde de la localidad, Francisco Tarazona, quien ha valorado el esfuerzo de ambas administraciones para llevar a cabo este "maravilloso metro", que se esperaba "hace cuatro años, pero llegó la crisis", ha dicho.

Tarazona ha agregado que no se conforman y que, en la próxima legislatura, exigirán a Fabra que "este metro vaya a Vilamarxant y a Llíria". "No necesitamos que nos piten ni que nos manden, nosotros nos bastamos para pedir lo que creamos conveniente", ha espetado ante los pitidos de vecinos y trabajadores de FGV que protestaban al grito de 'corruptos', 'ladrones' o 'mentirosos'.

Ha garantizado que "habrá parada en la urbanización de València La Vella porque el equipo de gobierno ha puesto los 'cacaos' en el presupuesto —100.000 euros para comenzar las obras— y la consellera Isabel Bonig, que es pequeña pero muy grande, prometió y ha adjudicado el proyecto del apeadero". "No tiene que venir nadie a enseñarnos lo que hay que hacer, nadie", ha sentenciado.

A continuación ha tomado la palabra Fabra, quien ha destacado el compromiso del Consell por que "fuera una realidad" esta conexión "a pesar de las circunstancias y la difícil coyuntura económica".

La Generalitat ha invertido más de 40 millones en este proyecto de ampliación y FGV 5,3 millones en el proceso de señalización, sistema de seguridad ATP, energía y comunicaciones.

"siempre gustaría que llegara más lejos"

Preguntado por las protestas en su primer acto desde que el Comité Electoral Regional elevase la propuesta de su candidatura a la Generalitat, ha indicado que "cuando se hace una obra, y además en momentos de dificultad, siempre gustaría que la obra llegara más lejos o que pudiera tener ciertos equipamientos adicionales".

"Lo importante es que, en momentos muy complicados que han tenido las administraciones, nos hemos comprometido con las personas y hemos hecho posible que algo tan esperado, que se inició cuando la realidad económica era muy distinta, ha podido ser una realidad", ha subrayado. Para Fabra, "lo importante es que, a partir de hoy, los ciudadanos de Riba-Roja en menos de media hora pueden estar, utilizando el servicio público, en Valencia".

Al término de su intervención, ha invitado todos los asistentes a disfrutar del primer trayecto en el metro de forma gratuita para desplazarse a Valencia y, por ejemplo, asistir a la 'mascletà'.

Frecuencia de paso entre 30 Y 40 MINUTOS

Metrovalencia ha previsto que se ofrezcan trenes en servicio ordinario con una frecuencia de 30 minutos, en servicio intermedio cada 40 minutos y en festivos también cada 40 minutos.

En día laborable, el primer tren saldrá de Riba-roja a las 6.06 horas y el último a las 23.02 horas, con destino final Machado. En sábados, laborables de julio y agosto y Navidades, el primer convoy partirá desde Riba-roja de Túria a las 6.28 horas y el último a las 23.02 horas, y en domingos y festivos, el primer metro será a las 7.48 horas y el último a las 23.02 horas, con destino Machado.

Compromís critica el "vergonzoso acto electoralista"

Por su parte, el portavoz adjunto de Compromís en las Corts, Juan Ponce, ha criticado "el vergonzoso acto electoralista que ha realizado el gobierno del PP con la inauguración de la llegada del metro al polígono industrial de Riba-roja como excusa".

En un comunicado, ha reprobado que "hace diez años que el PP prometió que el metro llegaría al centro de Riba-roja, en 2008 se cumplió la fecha en que se comprometieron a que estaría operativa la línea y sólo han conseguido que llegue hasta las afueras de la localidad", al tiempo que han "incumplido el compromiso de situar un apeadero en la urbanización de València la Vella".

A su vez, el candidato y portavoz socialista de Riba-roja, Robert Raga, ha tildado de "farsa" la llegada del metro a la localidad, ya que "buena parte de los vecinos de Riba-roja se quedan sin acceso al metro tras ocho años de espera".

ENTRE 20 Y 40

Minutos para llegar al apeadero

En un comunicado, ha reprochado a Tarazona que "prometió durante casi una década una estación de metro en el centro y el resultado es un apeadero que apenas llega a la entrada del pueblo", de modo que "un vecino de la zona centro del pueblo tardaría una media de 20 minutos hasta llegar al apeadero" y "una media de 40 minutos" en el caso de los residentes en urbanizaciones de la localidad.

Consulta aquí más noticias de Valencia.