La Guardia Civil de Segovia ha desarticulado una red criminal dedicada presuntamente al robo en viviendas de Madrid y provincias aledañas, como Segovia, Toledo y Guadalajara, a las que los integrantes de la organización accedían aprovechando las fiestas patronales.

En el marco de la operación, denominada 'Riaza', se han esclarecido 20 robos y se ha detenido a seis personas, todas ellas de nacionalidad rumana, vecinas de Torrejón de Ardoz y Arganda del Rey (Madrid) y con edades comprendidas entre los 21 y los 38 años.

Las investigaciones, dirigidas por el Juzgado de Instrucción de Sepúlveda y llevadas a cabo de forma conjunta entre las unidades de Policía Judicial de la Guardia Civil de Segovia y Arganda del Rey, se iniciaron en septiembre de 2014, cuando se detectó una serie de robos con fuerza en viviendas de la localidad segoviana de Riaza y su comarca, ocurridos desde el mes de agosto del pasado año.

La información aportada por diferentes ciudadanos llevó a los agentes a detectar una organización criminal, perfectamente estructurada y jerarquizada, que tenía como finalidad cometer de robos con fuerza en las cosas, tanto en viviendas habitadas como segundas residencias, según han informado a Europa Press fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Segovia.

Sus autores, que se desplazaban desde la provincia de Madrid, actuaban entre las 19 a las 23 horas, aprovechando la ausencia de los residentes de las viviendas, que se encontraban disfrutando de las fiestas patronales. Forzaban entonces la puerta o las ventanas del domicilio y se llevaban joyas, dinero o electrodomésticos fácilmente transportables.

Los efectos robados eran vendidos en establecimientos de compra de oro o repartidos entre los allegados de los detenidos. En algunos casos incluso se sacaban de España en dirección a Rumanía, país originario de los presuntos integrantes de la red.

Se han esclarecido plenamente 20 robos en viviendas, 14 de ellos ocurridos en la localidad de Riaza entre agosto y octubre de 2014; tres en Venturada (Madrid); uno en Otero (Toledo); otro en Pastrana (Guadalajara), y uno más en Nuevo Baztán (Madrid). Además, se han recuperado diferentes efectos que habían sido sustraídos.

Bajo la autorización del Juzgado de Instrucción de Sepúlveda, se efectuaron cuatro registros en las localidades madrileñas de Torrejón de Ardoz y Arganda del Rey, donde se intervenieron diferentes efectos procedentes de los robos.

Inhibidor de frecuencias

Los agentes también se incautaron de un inhibidor de frecuencias, usado para anular las alarmas de las viviendas, y un geolocalizador. La utilización de esta tecnología dificultaba a los agentes el control de la actividad de la banda.

Tanto los detenidos como los efectos recuperados han pasado a disposición del Juzgado de Sepúlveda. Los arrestados son cuatro hombres y dos mujeres: C.G, de 38 años y vecino de Torrejón de Ardoz (Madrid); P.B, hombre de 25 años; M.C.C, hombre de 22; E.B, mujer de 27; G.C.C, mujer de 30; y S.C, hombre de 29 años, estos cinco últimos vecinos de Arganda del Rey (Madrid). Además, un hombre de 21 años, con iniciales C.M.G. y vecino de Torrejón de Ardoz, ha sido imputado por estos mismos hechos.

Consulta aquí más noticias de Toledo.