El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha asegurado este viernes que la reforma fiscal va a tener "un impacto de 9.000 millones de euros en dos años", por lo que esta medida supone "la transmisión de poder adquisitivo a muchas familias".

Ferre ha clausurado, junto al alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, las Jornadas Tributarias 2015, organizadas por la Asociación de Técnicos Tributarios y Asesores Fiscales de Andalucía y celebradas en la capital.

El secretario de Estado ha valorado, en declaraciones a los periodistas, este evento, dada "la importancia" de que "los profesionales de los impuestos" analicen y entiendan la reforma fiscal para "explicársela a los ciudadanos".

En relación con la reforma fiscal, Ferre ha destacado que la medida servirá para que se genere "actividad económica y creación de empleo", lo que "en un sitio como Andalucía" con un nivel de desempleo alto, "todo lo que se haga por crear puestos de trabajo es bueno". En concreto, el impacto de la reforma fiscal en Málaga se estima en 151 millones de euros, mientras que en el conjunto de Andalucía asciende a 772 millones.

Asimismo, durante el acto ha recalcado que la bajada de retenciones salariales en el IRPF supone "una inyección de renta adicional en los bolsillos de los contribuyentes españoles de 300 millones de euros mensuales".

Esta inyección de renta extra está sirviendo para "elevar el consumo de los hogares", y con ello, "la demanda nacional", a lo que se suma la rebaja incluida en el Impuesto sobre Sociedades para empresas. "La economía española necesita de estímulos para acelerar el crecimiento económico. La reforma fiscal funciona, precisamente, como un estímulo para ello, de forma que ya está impulsando la creación de empleo en Andalucía y en el resto de país", ha señalado.

Apoyo a las familias

Ferre ha resaltado que la reforma del IRPF beneficiará sobre todo a rentas bajas y medias. Frente a una rebaja media del 12,5 por ciento, los contribuyentes con rentas inferiores a 24.000 euros anuales —el 72 por ciento del total— se beneficiarán de una rebaja del 23,5 por ciento.

Los cambios normativos incluyen, además, fuertes deducciones, a modo de impuestos negativos, para colectivos menos favorecidos como familias numerosas, familias monoparentales con dos hijos y contribuyentes con ascendientes o descendientes con discapacidad.

Estos colectivos pueden beneficiarse de una deducción de 1.200 euros al año, por cada circunstancia. Así, pueden solicitarse por anticipado como 'cheque familiar' y cobrarse mensualmente (100 euros). La Agencia Tributaria ya ha abonado el pago por anticipado a los 60.000 primeros beneficiados que lo han solicitado. Además, según ha señalado, "más de 12.000 familias andaluzas" se encontrarían entre las beneficiadas.

Premio por ahorrar y reducir deuda

El secretario de Estado ha recalcado que la reforma fiscal "no se circunscribe a una bajada de impuestos", sino que incluye "medidas normativas de apoyo al ahorro y mejora de la competitividad empresarial".

En el IRPF, se crean figuras nuevas como el Plan de Ahorro a cinco años, por el que no se pagarán impuestos por los rendimientos que se generen durante ese periodo.

En el caso del Impuesto sobre Sociedades, ha subrayado las medidas que ayudarán a reducir el endeudamiento de grandes empresas y pymes. A través de las nuevas reservas de capitalización y de nivelación, las firmas podrán reducir su factura fiscal, a cambio de capitalizarse. En el caso de las pymes, podrán rebajar su tipo de gravamen al 20,25 por ciento, gracias a estas figuras.

Por otra parte, también ha manifestado que el Gobierno continúa con "una importante agenda reformista". En este sentido, ha subrayado que está prevista la aprobación de la reforma de la Ley General Tributaria, que, entre otras materias, modernizará los procedimientos inspectores, y hará posible la publicación de la lista de deudores de mayor cuantía con la Administración.

Consulta aquí más noticias de Málaga.