La comisaria europea de Politíca Regional, Corina Cretu, considera que "hay margen" para mejorar la situación en materia de empleo e innovación mediante la colaboración entre autoridades regionales, nacionales y sector privado, tras lo que anima a "aprovechar" la presencia del Instituto de Prospectiva Tecnológica en ese sentido.

Cretu ha abierto la conferencia 'Estrategias de investigación e innovación para la especialización inteligente: retos y monitorización de la implementación', coorganizado por la Dirección General de Política Regional y Urbana de la Comisión Europea y el Instituto de Prospectiva Tecnológica del Centro Común de Investigación de la CE.

La comisaria ha aludido al aceite de oliva como "ejemplo de especialización inteligente y de cómo ganar valor añadido", puesto que "con este producto se está creando riqueza en Andalucía" y ha recordado la importancia de "identificar nuevos productos más competitivos", aunque insiste en que "lo más importante es la creación de empleo, que es la prioridad absoluta para los fondos europeos".

Cretu, que ha resaltado la importancia de esta conferencia para abordar "la transformación económica de España", ha recordado que la investigación y la innovación "son las características de la nueva política regional", de manera que durante el período 2014-2020, las estrategias de especialización inteligente "son una precondición, una condición 'sine qua non', para recibir dinero de los fondos estructurales para fomentar la innovación".

La comisaria ha indicado que 160.000 millones de euros estarán dedicados a cuatro temas en este período de programación, esto es, la innovación, la agenda digital, la competitividad de las pymes y la eficiencia energética y las renovables. Dentro de esos 160.000 millones, hay 40.000 millones del Feder para innovación, de los que 4.000 millones van a ser destinados a España a través de las estrategias de innovación.

En ese sentido, ha precisado que la Comisión Europa "está terminando la negociación de los programas operativos en España", de manera que "quedan otros 13 que se están negociando" y que espera que para mayo o junio estarán ya todos aprobados.

Cretu se ha mostrado "contenta" por "constatar que los programas operativos españoles dan un nuevo énfasis hacia la competitividad de las empresas pequeñas y medianas y hacia la innovación". "Estamos muy contentos de constatar que las autoridades nacionales sí hacen ahora nuevos esfuerzos par unir a los empresarios con los tecnólogos y universitarios para identificar los proyectos dentro de las estrategias de innovación y que van a poder ser utilizados para invertir los fondos en este nuevo periodo".

Ha recordado las "altísimas tasas de paro" en España por lo que se muestra "muy contenta" de que los programas "incidan en la creación de empleo a través de la innovación y que presten especial atención a la alta tasa de paro juvenil, que hace que muchos jóvenes tengan que emigrar a otros países en vez de contribuir al crecimiento de su país".

Ha citado como ejemplos de buenas prácticas en España la creación y ampliación de 50 centros tecnológicos y la creación de 100.000 empleos en empresas de nueva creacion. Asimismo, ha hecho referencia expresa a Andalucía citando complejos, parques y centros tecnológicos como Aerópolis o el Campus Tecnológico de la Salud de Granada, también como ejemplos de buenas prácticas "y que puede ser ejemplo para otras naciones".

Errores del pasado

Cretu ha reconocido que en el pasado en regiones menos desarrolladas de España "hubo un énfasis excesivo en las infraestructuras y poca concentración en los ámbitos más relacionados con el conocimiento o la innovación; había una concentración excesiva y especialización en la construcción y actividades de bajo valor añadido, en vez de dedicar y transformar los fondos públicos disponibles hacia la economía del conocimiento, donde además hubiera una menor utilización intensiva de recursos naturales".

La comisaria además se ha referido al alineamiento de la política española con la Estrategia 2020, haciendo referencia a la competitividad de las pymes y facilitar el acceso a la financiación a este tipo de empresas, además de sostener la estrategia nueva de I+D+i. Posteriormente Cretu además ha indicado que "no es bueno para España tener tantos microempresas con tan pocos trabajadores, es bueno ayudar a ganar dimensión".

Del papel a la realidad

Cretu ha hecho asimismo hincapié en la "necesidad de traducir del papel a la realidad, de las estrategias a la realidad y a programas y proyectos concretos", de forma que "los fondos de cohesión pueden ser un catalizador para el desarrollo si se hace bien esa transición del papel a la realidad". Reconoce que en la evaluación y seguimiento de los proyectos "ha habido caso de irregularidades, pero son menores en relación con los éxitos que en términos de desarrollo han tenido estos fondos".

Por su parte, la directora de Políticas de Cohesión para España, Charlina Vitcheva, quien felicitó a las autoridades españolas por la negociación cualitativa que se ha hecho, ha explicado que los 4.000 millones destinados a I+D+I se distribuyen en un programa nacional y en varios regionales, aunque todos están "sujetos a la condicionalidad de las estrategias de especialización inteligente".

Vitcheva ha precisado que en esta negociación "el énfasis no ha sido tanto en las infraestructuras públicas e I+D como en conectar la innovación con la comercialización; el énfasis debe estar en la innovación en las empresas más que en el gasto en infraestructuras".

"El instrumento fundamental para hacer frente al desempleo es el Fondo Social, pero el Feder también lo hace a través de la creación de nuevas empresas y el sostenimiento de la competitividad de las empresas existentes sobre todo a través de la innovación", ha agregado Vitcheva, quien además ha aludido, en relación con el desempleo juvenil a la iniciativa Youth, que destinará 1.000 millones a España.

Cretu asimismo ha resaltado que los fondos se destinarán a generar más impacto en las zonas rurales, pues "el objeto fundamental es reducir la disparidad entre países y dentro de los países".

Asimismo, ha resaltado que en materia de innovación "históricamente es la vez que más fondos hay dentro de los presupuestos para innovación en el presupuesto comunitario". Resalta que "gracias a la nueva legislación y condicionalidad habrá una inversión más eficaz y fiscalizada que tendrá mayor impacto", de forma que "lo más importante es servir a las necesidades del territorio y las poblaciones más vulnerables con mayores necesidades, como las zonas rurales".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.