La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a una mujer a la pena de dos años de prisión por entrar a la vivienda de la expareja de su hija, ubicada en la localidad valenciana de Sueca, y amenazarle con una pistola de 1920, que no estaba en condiciones de ser disparada. Le dijo que si volvía a acercarse a su hija, le mataría.

El tribunal condena a esta mujer por un delito de allanamiento de morada y otro delito de amenazas condicionales, tal y como pactaron el día del juicio el ministerio fiscal y el letrado de la mujer, quienes llegaron a esta conformidad.

Los hechos se remontan a mediados de abril de 2012, cuando la condenada, utilizando una llave respecto a la cual se ignora cómo la obtuvo, entró en el domicilio en el que vivía, junto a otras personas, el exnovio de su hija, en Sueca.

Una vez allí, se dirigió directamente al joven, le agarró de un testículo y le puso en el cuello la pistola que portaba, un arma de 1920, que no estaba en condiciones de ser disparada, y le dijo que si volvía a acercarse a su hija le mataría. Así mismo, le puso la misma pistola a su compañera de piso, a quien le recriminó que viviera allí.

Consulta aquí más noticias de Valencia.