La portavoz nacional de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, ha participado este viernes en el acto de presentación del programa electoral del candidato de la formación a la Junta de Andalucía, Martín de la Herrán, de cara a las elecciones autonómicas del 22 de marzo, un documento que la líder ha definido como "vacuna" contra el paro y la corrupción, apartado en el que hace especial hincapié con la inclusión de medidas como la supresión de la 'administración paralela', del aforamiento de diputados y de dietas y de gastos protocolarios y otros "dispendios".

Díez ha empleado durante su discurso, celebrado en la terraza de un hotel de Sevilla, un lenguaje de símiles médicos a la hora de referirse a la corrupción, "íntimamente relacionada" con el desempleo —principales preocupaciones de los ciudadanos según la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS)—, como lacra que, "al igual que el sida, destruye el organismo y mata defensas contra otras graves enfermedades como el paro, la pobreza o la desigualdad".

No obstante, y al igual que el sida, este fenómeno puede ser "prevenido, combatido y destruido" con la "vacuna" que propone el partido magenta, cuya portavoz nacional, que ha puesto en valor los 265.000 euros invertidos por la formación en acciones contra la corrupción política, ve en De la Herrán al "mejor médico".

"Es importante que todos los ciudadanos sepan que hay vacuna y que tienen que ponérsela, no fiarlo a la suerte de que a ellos no se les infecte", ha continuado Díez, que insta por ello a acudir a las urnas y elegir "al médico y al tratamiento", entre los cuales se encuentran "los que llevan mucho tiempo infectando el cuerpo de Andalucía".

Los ciudadanos conocen así a los candidatos de PSOE y PP, "y las consecuencias que para Andalucía y España han traído esas recetas". De Podemos ha dicho que "les gustan las recetas que se aplican en Venezuela", y de Ciudadanos, que su máximo dirigente nacional, Albert Rivera, "quiere venir a Andalucía a enseñar a los andaluces a pescar y llevarse el Senado a Barcelona".

Frente a todo ello, la portavoz nacional de UPyD aboga por la "'upeidina'" de un programa con 511 medidas con las que se pretende actuar sobre una región en la que los índices de paro "siguen subiendo", y que se dividen en iniciativas relativas a la administración y la corrupción, a economía y empleo y a servicios sociales y esenciales.

"nos juzgarán por lo que cada cual ha hecho o hace"

En el primer bloque, UPyD apuesta por la activación de un Plan Integral de Empleo de Calidad y un Plan Urgente contra la Corrupción, con más de 130 medidas "transformadoras". De esta manera, se aboga por la creación de una Ley Electoral más "justa" y "proporcionada" y por una reforma y ampliación de la Ley de Transparencia; por la fusión "paulatina y voluntaria" de los ayuntamientos de Andalucía, siguiendo el plan de reordenación municipal, que permitiría reducir en 607 —casi un 80 por ciento— el número de municipios andaluces y un ahorro económico de 1.264 millones de euros, al aminorarse la cifra de concejales en 5.561: estos fondos se dedicarían a evitar recortes.

La creación por ley de áreas metropolitanas en zonas densamente pobladas e interrelacionadas o, en el marco de la reestructuración del sector público, la derogación de la 'ley del enchufismo', la simplificación administrativa o la disposición "inmediata e integral" de la Junta a colaborar con las causas judiciales abiertas son otras de las acciones que se contemplan.

En materia de economía y empleo, el candidato de UPyD ha incidido en la actuación sobre los impuestos y tasas que actualmente se cobran a autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes), así como para la creación de entes empresariales, para los que también se establece la reducción del procedimiento burocrático.

En materia fiscal la formación magenta promoverá un plan andaluz para hacer aflorar el empleo sumergido, mientras que también se fomentará la "seguridad jurídica" para inversores, un plan para intervenir sobre la morosidad de la Junta de Andalucía, sacar del circuito de Formación para el Empleo a los sindicatos y las asociaciones empresariales o una auditoría sobre los planes de empleo.

Por último, en el plano social, se trabajaría bajo la línea fundamental de prescindir de lo "superfluo" y abogar por lo "necesario", con una protección y 'blindaje' por vía normativa de los presupuestos para Educación, la flexibilización de criterios de escolarización para que niños de zonas deprimidas puedan optar a centros que no tengan altos niveles de conflictividad, un bono energético para familias sin recursos, la Ley de Mediación Familiar, orientar el mercado de la vivienda al alquiler o la devolución al Estado de las competencias de salud.

Díez ha cerrado el acto recordando que éstas son "las elecciones más abiertas de la historia de la democracia" y que en las mismas los ciudadanos van a poder elegir "juzgándonos no por lo que decimos o dicen de nosotros, sino por lo que cada cual ha hecho o hace".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.