El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente destinará 24,4 millones a la cuenca del Ebro para paliar los daños por las inundaciones de las últimas semanas, procedentes del importe total de 70,1 millones de euros que gestionará para reparar los desperfectos ocasionados por el temporal de lluvia, nieve y viento acaecidos en los meses de enero, febrero y marzo de 2015, y que han provocado el desbordamiento de ríos, especialmente el Ebro, ocasionando cuantiosos daños materiales.

De esta cantidad, 43,5 millones de euros irán destinados a reparar los daños en el dominio público hidráulico. Concretamente, en la cuenca del Ebro se han detectado actuaciones prioritarias para restablecer las zonas a su estado por valor de 24,4 millones.

El departamento que dirige Isabel García Tejerina también ha detectado en la cuenca del Duero daños por valor de 11 millones, en la cuenca del Miño-Sil por valor de 3,6 millones y en la cuenca del Cantábrico, la estimación de daños asciende a 4,5 millones.

Además, 21,5 millones de euros se destinarán a restaurar el dominio público marítimo terrestre y 5,1 millones para reparar caminos. Estas ayudas forman parte del Real Decreto-Ley aprobado este viernes por el Consejo de Ministros y que superarán los 100 millones de euros en ayudas. Además, el Ministerio subraya que el decreto-ley permanece abierto para que, según se vayan valorando los daños, se puedan añadir nuevas indemnizaciones y reparaciones.

El decreto del Gobierno establece también que los agricultores que aún no habían suscrito el seguro agrario, porque aún no había comenzado la siembra de sus cultivos, pero que lo habían suscrito en a última campaña, también serán indemnizados ya que se considerará como si lo hubiesen suscrito.

Las medidas, según el Gobierno, van destinadas a favorecer el restablecimiento de los servicios y la reparación de los daños ocasionados en las comunidades autónomas afectadas y prevé un régimen de ayudas específicas y la adopción de medidas paliativas y compensatorias, dirigidas a la recuperación de las zonas afectadas y a la reparación de los daños producidos.

Finalmente, insiste en que el decreto-ley está abierto y que se podrán añadir nuevas indemnizaciones y reparaciones porque aún no es posible tener una evaluación detallada de los daños al no haber sido posible acceder a algunas zonas afectadas.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.