El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, ha explicado este viernes que tras la implementación de los nuevos accesos en los Servicios Ferroviarios de Mallorca ha aumentado en un 49,33% el número de viajeros registrados en la red, de 94.816 a 141.589, aunque desde la Conselleria han apuntado que, dado que no han notado un mayor número de usuarios, probablemente se trate de "viajeros que ya estaban allí pero no pagaban".

Así lo ha señalado durante una rueda de prensa en la Estación Intermodal en la que también ha visitado las instalaciones de acceso y de control de los viajeros.

En concreto, se trata de datos del pasado 23 de febrero al 4 de marzo, comparados con los del mismo periodo del año anterior.

Este aumento en el número de pasajeros también ha tenido un efecto directo en los ingresos obtenidos por el Consorcio de Transportes de Mallorca (CTM) en concepto de venta de billetes, que han pasado de los 141.089,77 euros a los 197.427 euros.

El proyecto, iniciado hace dos años, ha supuesto una inversión global de 5,5 millones de euros cofinanciados en un 50% con cargo al Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en el marco del Programa Operativo de las Islas Baleares 2007-2013.

El conseller ha añadido que se trataba de una inversión "muy necesaria" y que "se amortizará en un año" ya que permite "disponer de información fiel sobre dónde suben y bajan los usuarios", algo que facilita "una estadística para mejorar la red".

Si bien las zonas minusválidas de algunas estaciones permanecerán abiertas mientras se arreglen, Company ha puntualizado que los viajeros deberán pagar para salir de la red ferroviaria.

"Antes una persona que había pagado podía tener a su lado otra que no, y esto era injusto" ha argumentado Company.

El conseller también ha subrayado que se ha reducido a la mitad el tiempo medio para salir de la estación (de seis a tres minutos) gracias a que ahora todos los accesos son tanto de entrada como de salida.

Estas cifras indican una tendencia cuyo reflejo en términos anuales implicaría que el número de usuarios del tren y del metro se incrementaría en casi 2,5 millones en relación a las cifras registradas hasta ahora (unos 5,5 millones de viajeros al año de media), con lo que llegaría a los 8 millones de usuarios.

En cuanto a los ingresos por venta de billetes, se espera que aumentan en más de 2 millones de euros en relación a 2014, hasta conseguir 7,2 millones de euros.

Incidencias en el servicio

Company también ha aprovechado para pedir disculpas por las incidencias en el servicio aunque ha señalado que han supuesto un impacto mínimo, ya que se han producido en el 0,1% del total de las operaciones.

Para Company, la cifra de incidencias ocurridas a raíz de la implementación de los nuevos accesos es "muy lógica" ya que en 62.213 operaciones en las máquinas expendedoras se han producido 85 incidencias y en 210.327 operaciones en 119 pasos de acceso se han contabilizado 196 incidencias, de las que 147 se han resuelto desde el centro de control remoto gracias al interfono.

El conseller ha destacado que en los últimos 20 días el despliegue técnico por parte de CTM, Serveis Ferroviaris de Mallorca (SFM) e Informática El Corté Inglés, adjudicataria del contrato, ha sido "notable", "trabajando 24 horas al día para conseguir reducir progresivamente el número de incidencias".

Bonificaciones para tarjeta intermodal

La Conselleria también ha recordado que la puesta en marcha del nuevo sistema comporta bonificaciones y mejoras para los usuarios de la Tarjeta Intermodal.

Desde el pasado 23 de febrero se pueden cargar dos abonos diferentes en la misma tarjeta, se ha reducido al 50% el precio del billete para los parados de larga duración y se ha alargado la caducidad de la tarjeta T20 de cuatro a doce meses.

Asimismo, también se han instalado 212 cámaras de vigilancia.