La Policía Nacional y el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), antiguo INEM, han desarrollado una operación que se ha saldado con la detención de seis extranjeros y la supervisión de más de 1.000 expedientes de personas que podrían haber defraudado 650.000 euros a la Seguridad Social. Todos los implicados han tenido que devolver las cantidades cobradas indebidamente.

La operación se inicia durante los últimos meses encaminada a evitar el cobro y acceso indebido a prestaciones por desempleo.

Dichas actuaciones se han realizado en las oficinas del SEPE de varios municipios del Campo de Cartagena, concretamente en Torre Pacheco, San Javier, Cartagena y Mazarrón, habiendo sido controladas en torno a 1.000 personas de diversas nacionalidades, tanto españolas como extranjeras.

Gracias a estas actuaciones conjuntas, una vez realizadas las gestiones y comprobaciones individualizadas sobre las ausencias en España, usurpaciones de identidad e inasistencia a citaciones y realizadas entrevistas personalizadas a los beneficiados en el transcurso de los controles efectuados, se ha podido detectar y evitar un fraude a las arcas del Estado que supera con creces los 650.000 euros.

Los beneficiarios de estas prestaciones se encuentran actualmente en la obligación de devolver los importes cobrados indebidamente, pues en caso contrario no podrán acceder en el futuro a nuevas prestaciones, ni a los beneficios del sistema de Seguridad Social.

Del mismo modo, a raíz de las inspecciones realizadas fueron detenidos seis ciudadanos extranjeros, tanto por tener interesadas requisitorias policiales o judiciales, como por infracciones a la Ley de Extranjería.

La operación ha sido realizada conjuntamente por funcionarios de la Brigada Local de Extranjería y Fronteras y del Servicio Público de Empleo Estatal de Cartagena, Torre Pacheco, San Javier y Mazarrón.

Consulta aquí más noticias de Murcia.