La eurodiputada y miembro de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, Soledad Cabezón, ha anunciado su intención de proponer que en la próxima reunión de dicha comisión de abril ya se tramite la queja de Arca Ibérica en contra del fracking "como medida de presión para prohibir la técnica de la fractura hidráulica en las comarcas del norte de la provincia".

Así lo ha trasladado a los miembros de la delegación del PSPV de Castellón que se han desplazado esta semana hasta el Parlamento Europeo y que se han reunido con Cabezón, en un encuentro organizado por la eurodiputada valenciana, Inmaculada Rodríguez Piñero.

La reunión, que ha tenido lugar en el propio Parlamento, contó con la participación del candidato de l'Alcora y secretario de Medio Ambiente de la ejecutiva provincial, Samuel Falomir; el candidato de Onda, Ximo Huguet; la diputada Susana Ros y el senador Enrique Navarro.

Soledad Cabezón les ha puesto al día del punto en el que se encuentra la queja presentada por Arca Ibérica y de los argumentos que considera "potentes" para instar a la Comisión de Peticiones a que se pronuncie en contra de esta práctica.

El hecho de que la empresa Montero Energy haya dividido en varios pequeños proyectos las autorizaciones para intentar "burlar" los estrictos controles medioambientales es una de las cuestiones tratadas que pueden tener mayor peso a la hora de recomendar, desde el Parlamento Europeo, la paralización de los permisos, según ha informado el PSPV en un comunicado.

Prácticas "agresivas"

Cabezón ha insistido en "lo absurdo que resulta tener que utilizar estas prácticas tan agresivas para el medio ambiente para obtener energía del subsuelo, cuando, desde el Gobierno, se están paralizando todas las inversiones y ayudas en el aprovechamiento de las energías que tenemos en el exterior, como la solar".

El propio secretario general del PSPV en la provincia de Castellón, Francesc Colomer, se comprometió en enero, con motivo de la visita de la secretaria del PSOE de Medio Ambiente, Pilar Lucio, a impulsar desde el partido socialista y en todas las instituciones, "cuantas iniciativas sean necesarias para paralizar la práctica del fracking en Castellón". Entre ellas, se encuentra la de apoyar a la Plataforma Antifracking y Arca Ibérica, que persiguen los mismos objetivos.

La eurodiputada ha recordado que las decisiones de la Comisión de Peticiones no son vinculantes, aunque tienen "mucho impacto" y "deben hacer reflexionar a las instituciones de los Estados miembros sobre las autorizaciones que están concediendo". "Solo en el caso de que esas autorizaciones estuviesen burlando la ley, es cuando el Parlamentario podría actuar por vías mucho más contundentes y la vulneración de la legislación en materia de medio ambiente es una cuestión que la Unión Europea se toma muy en serio", apuntó.

En esa línea, los socialistas se han comprometido a seguir "de cerca" todo el procedimiento "para evitar, por todos los medios, que el PP acabe autorizando el fracking en Castellón".

Consulta aquí más noticias de Castellón.