El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que "seremos rápidos y flexibles a la hora de resolver los graves problemas que se han generado" a causa de la avenida extraordinaria que sufre el río Ebro.

Según ha señalado en Zaragoza, antes de reunirse con los alcaldes aragoneses de los municipios ribeñeros, "se han producido daños muy importantes y lo que tenemos que hacer ahora es repararlos y hacerlo con diligencia".

Igualmente, ha asegurado que "las instituciones públicas vamos a cumplir con nuestra obligación y vamos a estar perfectamente coordinados", ha dicho, tras asegurar que el real decreto de ayudas aprobado este viernes en Consejo de Ministros se ha elaborado con colaboración con el Gobierno aragonés.

En respuesta a los medios de comunicación, ha contestado a las críticas del secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que el martes visitó las zonas afectadas y lamentó que Rajoy todavía no lo hubiera hecho. Sobre el tono empleado por el socialista, el presidente del Gobierno central ha señalado que "me podía parecer muchas cosas, pero creo que estamos para resolver problemas".

A su entender, "aprovechar estas cosas para hacer política y sobreactuar, sinceramente, no puedo, ni debo hacerlo" y "si otros creen que les sirve para algo, allá ellos". En su caso, lo que le interesa es "resolver los problemas" y "tomas medidas que puedan evitarlos en el futuro", ha sostenido, tras recalcar que "llevo desde el pasado fin de semana hablando con la presidenta de Aragón".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.