El pleno del Consell ha aprobado el proyecto de decreto por el que se aprueba el reglamento de festejos taurinos tradicionales de la Comunitat Valenciana 'bous al carrer' que, entre otras novedades, simplifica los trámites necesarios para celebrar estos festejos y reduce de once a cuatro los documentos que se tienen que presentar.

Así lo ha dado a conocer en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell la portavoz del Gobierno valenciano y titular de Educación, Cultura y Deporte, María José Català, quien ha explicado que este reglamento tiene como objeto regular las condiciones para la celebración de los festejos taurinos en la Comunitat, así como "garantizar la seguridad, los derechos e intereses de los participantes, espectadores, vecinos y bienes, además de la integridad de los animales que intervienen en ello".

Esta nueva normativa refunde en una única norma los dos decretos que hasta ahora regulaban los 'bous al carrer' en la Comunitat. Se trata del Decreto 24/2007 de 23 de febrero y el Decreto 120/2010, de 27 de agosto y, además, introduce una serie de novedades.

El nuevo reglamento establece una definición de festejo taurino tradicional "más abierta" que la vigente anteriormente, ya que considera 'bous al carrer' todas las modalidades acreditadas en la Comunitat y reconoce la tradicionalidad universal de la fiesta. En este sentido, establece que cualquier municipio podrá realizar festejos taurinos independientemente de que haya o no antecedentes de realizarlos, ya que se elimina el certificado de tradicionalidad.

De esta manera, según María José Català, "con el nuevo reglamento el Ayuntamiento cobra especial relevancia ya que serán los consistorios los que determinen si están de acuerdo o no con la celebración del festejo".

La novedad más relevante es la que hace referencia al procedimiento de autorización de los festejos y a la presentación de la documentación. Con la nueva normativa, los trámites para la celebración de festejos taurinos serán más sencillos y menos burocráticos ya que para solicitar la celebración de un festejo antes había que presentar once documentos a la Conselleria y ahora solo serán necesarios cuatro: los que acreditan que se dispone de seguro, certificado de barreras, certificado médico y, en caso de instalación de plazas de toros portátiles, presentar también el contrato con el profesional taurino.

Junto a esta documentación habrá que entregar en Conselleria una declaración jurada de que se cuenta con el resto de documentación exigida y se declarará que la documentación está a disposición del director del festejo y de la autoridad competente.

Con la reducción de trámites, el director del festejo asume mayor responsabilidad y está obligado a requerir la documentación al organizador antes del inicio del festejo ya que su incumplimiento supondría la suspensión del evento.

Otras novedades son la exigencia de capacitación para médicos en materia de soporte vital avanzado y formación en medicina taurina, así como especificaciones técnicas relativas a los animales.

Apoyo institucional

El reglamento también incluye medidas de apoyo institucional a los 'bous al carrer' y, en esta línea, se organizarán jornadas específicas de exaltación y difusión de estas fiestas y se entregarán premios y galardones.

María José Català ha resaltado que los 'bous de carrer' representan "una de las fiestas más representativas de la Comunitat Valenciana" y ha recordado que en la futura Ley de Señas de Identidad se declararán estos festejos taurinos Bien de Interés Cultural.

El proyecto de decreto aprobado este viernes incorpora en su anexo el nuevo Reglamento de Festejos Taurinos que se estructura en 100 artículos agrupados en cuatro Títulos y también incorpora ocho Anexos. Por último, el Decreto prevé cinco Disposiciones Adicionales, dos Disposiciones Transitorias, una Disposición Derogatoria y dos Disposiciones Finales.

Consulta aquí más noticias de Valencia.