Elkar-Lan promovió en 2014 un total de 138 cooperativas, la cifra más elevada que ha registrado la sociedad para la promoción de cooperativas desde su creación en diciembre de 2002, que supone un 4,3% más que en 2013 y un 71% más que las 40 registradas en 2008, al comienzo de la crisis.

El presidente de la Sociedad para la Promoción de Cooperativas Elkar-Lan, Agustín Mendiola, y su director, Francisco Javier Sanz, han presentado este viernes en Bilbao el balance del pasado ejercicio y el noveno informe del su Observatorio de Iniciativas Empresariales Cooperativas.

En el momento de su constitución, las 138 cooperativas formadas el pasado año sumaban 507 empleos, con un tamaño medio de 3,67 empleos por cada nueva cooperativa. En 2014, se produjo un crecimiento en el número de cooperativas impulsadas del 4,3% en comparación con las 132 de 2013 y del 71% en relación a las 40 registradas al inicio de la crisis, en 2008.

Además de las 138 cooperativas creadas, Elkar-Lan trabajó con otros 53 grupos de emprendedores que, por distintas causas, no se constituyeron como empresas y con otros tres grupos que se registraron finalmente como sociedades limitadas. Entre las constituidas, la mayoría, un total de 132, son cooperativas de trabajo asociado, a las que se suma dos de vivienda, dos de consumo, una agraria y otra de enseñanza.

Más de la mitad de las cooperativas, 72 en concreto, pertenecen al sector servicios. Además, doce corresponden al sector de comercio, "que está despuntando", once a la construcción, que "empieza a recuperarse", nueve al eléctrico-electrónico, seis al metal, cinco a textil, cinco a alimentación, cuatro a transporte, tres a mueble-madera, dos al agrario, dos a artes gráficas, dos a automoción, dos a telecomunicaciones, dos a vivienda y una a máquina-herramienta.

Por territorios, Bizkaia es, como en 2013, el territorio que mayor número de cooperativas registra, con 77 empresas que generaron 284 puestos de trabajo. En Gipuzkoa se formalizaron 44 cooperativas, con 172 empleos, y en Álava otras 17, nueve menos que en 2013, con 52 puestos de trabajo.

Por otro lado, dentro de su actividad de difusión del modelo cooperativo, Elkar-Lan realizó el año pasado reuniones con 143 asesorías y notarías, 20 con oficinas de empleo (Lanbide y SEPE), 27 con ayuntamientos, 29 con centros de promoción de empresas y agencias de desarrollo, dos con asociaciones, dos con cámaras de comercios y tres con universidades. También se ofrecieron 24 cursos formativos sobre cooperativismo y se atendieron 2.879 consultas.

En cuanto a las previsiones para 2015, Mendiola ha indicado que el comienzo del año transcurre "favorablemente", ya que, en los dos primeros meses se han creado ya 24 cooperativas y en Elkar-Lan están trabajando con 35 grupos promotores con una cartera amplia.

Informe del observatorio

Por otra parte, el director de Elkar-Lan han presentado los datos del noveno informe del Observatorio de Iniciativas Empresariales Cooperativas, en función de las cifras del ejercicio 2013, que apuntan a que, desde la creación de esta sociedad, se han impulsado 734 empresas cooperativas.

La tasa de mortalidad de las empresas constituidas por Elkar-Lan se sitúa en el 3%, ya que sólo se han liquidado cuatro de las 132 promovidas en 2013. No obstante, la tasa de cooperativas no activas, que incluye las liquidadas y las que no lo han hecho, pero no tienen actividad, es del 11,71%, con un total de 86.

En este periodo, la mayoría de iniciativas empresariales pertenece al sector servicios y destaca la evolución de las cooperativas pequeñas, un 64% de las totales en 2013 y un 70% de las creadas en 2014.

El perfil del emprendedor es el de un varón de 41 años con estudios superiores o medios. Las mujeres emprendedoras suponen un 38,30% de los emprendedores cooperativos y el 15% de los promotores posee experiencia profesional anterior.

Más de la mitad de los proyectos (53%) surgen "por necesidad", mientras que un 35% se crea por "oportunidad de negocio" y el 18% por otras causas. Un 27% de los emprendedores eligen la fórmula de la cooperativa por "filosofía", un 25% por recomendación de los asesores, y un 35% por las ventajas y ayudas.

La inversión media en 2013 superaba los 18.000 euros y el 47% de los proyectos utilizó financiación externa. El 78% de los promotores optó por el Régimen de Trabajadores Autónomos, debido a que "es más económico, lo recomiendan los asesores y, además, destinan la diferencia económica a seguros privados".

Entre los "obstáculos" que perciben los cooperativistas, destacan la falta de financiación, la "tardanza" en las ayudas, la "escasez" de oferta de formación en horarios compatibles con su trabajo, "excesivos" trámites administrativos y "escasas" herramientas para la tramitación por internet, y dificultad para encontrar locales a un precio "adecuado".

"curva de mejora"

Sobre la situación económica actual, Mendiola ha considerado que "no se puede hablar de la finalización de la crisis" con las tasas de desempleo existentes en Euskadi y en el Estado. No obstante, ha indicado que "lo que sí parece es que, de alguna manera, empieza a mejorar la situación y empieza a haber ya una curva de mejora que parece que tiene visos de concretarse ya y ser una realidad". "Parece que empezamos a remontar ya la situación", ha añadido.

Por su parte, Sanz ha destacado que, "cada vez, afortunadamente, las personas se están dando cuenta que, muchas veces, o ponen ellos mismos en marcha su proyecto o salir de la situación de desempleo es bastante complicado".

Además, ha advertido, en referencia al colectivo de parados de más edad, de que "va a haber determinados colectivos que la solución solo la pueden obtener si ellos dan un paso al frente e intentan poner en marcha sus propias iniciativas empresariales"

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.