El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, considera que sería "una imprudencia" que se "desechara" el proyecto del dragado del Guadalquivir "antes de analizar la sentencia del Tribunal Supremo (TS) que estima parcialmente el recurso que presentó la asociación ecologista WWW-Adena y declara la nulidad del dragado del canal del puerto de Sevilla en el río.

En declaraciones a los periodistas en Cádiz, Sanz ha expresado "respeto a todas las decisiones judiciales", al tiempo que insta a actuar "con prudencia" hasta que las distintas partes reciban la sentencia y puedan analizarla.

En este sentido, ha garantizado que el Gobierno "siempre" actuará "a través del diálogo" para buscar el "equilibrio" que haga posible cumplir las normas y la ley, el respeto al medio ambiente y también el desarrollo económico de cualquier zona de Andalucía.

En cualquier caso, insiste en pedir "prudencia" a la hora de determinar "que se pone fin a ningún proyecto" antes de analizar el fallo judicial. Asimismo, indica que se está "pendiente de otros informes jurídicos" por parte de otras administraciones y que "cabe también presentar alegaciones a esos informes".

Por tanto, indica que "cabe todavía actividad" e incide en que "no hay que desechar todavía absolutamente nada", actuando "siempre dentro de la búsqueda del interés general, el equilibrio de todos los intereses y el respeto a la ley".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.